Centrado en los Principios

El desarrollo del Verdadero Carácter comienza con el humilde reconocimiento de que no estamos al mando. No hablo mucho sobre ética y valores porque para mí estas palabras implican conductas de situación creencias subjetivas, exigencias sociales, normas culturales o verdades relativas.

Prefiero hablar de Principios Universales y Leyes Naturales que son más absolutas.

Usted puede pensar que simplemente es una cuestión de semántica y que cuando la mayoría de la gente habla sobre Valores se refiere realmente a estos Principios Universales.

Pero yo veo una clara diferencia entre Principios y Valores.

Hitler estaba orientado hacia los Valores. Saddam Husseim está orientado hacia los Valores.

Cada persona y organización está orientadas por lo que ellos valoran. Pero no son necesariamente éticos o enfocados en los Principios.

La Humildad de los Principios –la clave para la Calidad de Vida- debe estar centrada en los Principios.

No estamos al mando: los Principios están al mando. Somos arrogantes cuando creemos que estamos al control.

Sí, podemos controlar nuestras acciones pero no las consecuencias de nuestras acciones. Las mismas están controladas por los Principios, por Leyes Naturales.

Construir el Carácter y crear Calidad de Vida es una función de alineación de nuestras creencias y conductas con los Principios Universales.

Estos Principios son impersonales, externos, factuales, objetivos y evidentes. Ellos operan independientemente de nuestras previsiones u obediencia hacia ellos.

Si tu estilo de vida común no está alineado con estos Principios, entonces debes negociar un Mapa basado en Valores con una orientación enfocada en los Principios.

Cuando reconoces que las verdades externas y realidades gobiernan al final, debes voluntariamente subordinar tus valores a ellos y alinear tus roles y metas, planes y actividades. Pero hacer esto a menudo provoca una crisis: tus relaciones con los Jefes se tornan ásperas, pierdes una cuenta importante, tu matrimonio está amenazado, tus problemas financieros hacen crisis o te dicen que solamente te quedan unos pocos meses de vida.

Si esta crisis catalítica no ocurre, la tendencia es vivir en una inútil complacencia, tan ocupado en hacer las cosas bien, fáciles o rutinarias que no nos detenemos a preguntarnos si estamos haciendo lo que es realmente importante.
Entonces, lo Bueno viene a ser enemigo de lo Mejor.

La Humildad es la Madre de todas las virtudes: los humildes de espíritu progresan y son benditos debido a que voluntariamente se remiten a poderes más altos e intentan vivir en armonía con las Leyes Naturales y los Principios Universales.

El Valor es el Padre de todas las virtudes: necesitamos un gran valor para conducir nuestra vida por los Principios correctos y para tener integridad al momento de escoger.

Cuando establecemos nuestro propio sistema de valores auto generado o socialmente validado y luego desarrollamos nuestros objetivos y metas basados en lo que valoramos, tendemos a convertirlos en Leyes dentro de nosotros mismos, orgullosos e independientes.

El Orgullo pretende impresionar, la Humildad busca bendecir.

Simplemente por valorar algo, significa que al obtenerlo mejorará nuestra Calidad de Vida.

No existe un “movimiento hacia la Calidad” en el Gobierno, negocios o sector educativo que tenga éxito a menos que se base en los Principios del “Verdadero Norte”. Y aún así, vemos líderes que se adhieren a sus estilos comunes basados en valores auto escogidos, aún cuando su “barco” se esté hundiendo pero podría estar flotando de manera segura en la balsa de la vida de los Principios.

Nada hunde a la gente más rápidamente en sus carreras que la Arrogancia. La Arrogancia grita “Yo lo sé mejor”. En el uniforme de la Arrogancia buscamos y vacilamos antes de la caída.

Pero llenos de Humildad progresamos. Al igual que el carácter de película de Indiana Jones aprendió en La Última Cruzada, “El Penitente pasará”.

En el Orgullo a menudo sembramos algo y esperamos cosechar otra cosa.

Muchos de nuestros Paradigmas, de los Procesos y Hábitos que se desprenden de ellos no producen nunca el resultado que esperamos porque se basan en ilusiones, lemas propagandísticos, programas de entrenamiento del tipo aprenda-en-un-mes, y estrategias de éxito basadas en lo personal.

La Calidad de Vida no se puede desarrollar basada en ilusiones. De manera que ¿cómo alineamos nuestras vidas con las realidades del “Verdadero Norte” que gobiernan la Calidad de Vida?

CUATRO VALORES ÚNICOS

Como seres humanos tenemos cuatro valores únicos: Auto-conocimiento, Conciencia, Voluntad Independiente e Imaginación Creativa, los cuales no sólo nos separan del Mundo Animal sino que además nos ayudan a distinguir entre Realidad e Ilusión para transformar el Reloj en una Brújula y para alinear nuestras vidas con las realidades extrínsecas que gobiernan la Calidad de Vida.

El Auto-conocimiento nos permite examinar nuestros paradigmas para mirar a través de nuestros cristales, para pensar sobre nuestros pensamientos, para tomar conciencia de los programas psíquicos que hay en nosotros y para alargar la separación entre Estímulo y Respuesta.

Con el Auto-conocimiento podemos re-programarnos o re-escribirnos a nosotros mismos sin utilizar el modelo de Estímulo-Respuesta. Muchos movimientos en Psicología, Educación y Entrenamiento se enfocan en un Auto-conocimiento ampliado. La Literatura más popular de auto-ayuda también se enfoca en esta capacidad.

El Auto-conocimiento sin embargo, es solamente uno de nuestros Valores Únicos.

La Conciencia nos pone en contacto con algo dentro de nosotros aún más profundo que nuestros pensamientos y con algo externo más confiable que nuestros valores.

Nos conecta con el reino de las edades y el reino del corazón. Es un sistema interno de guía que nos permite sentir cuando actuamos o aún cuando contemplamos el acto en una forma contraria a nuestros valores más profundos y a los Principios del “Verdadero Norte”.

La Conciencia es universal. Al ayudar a Compañías o Individuos a desarrollar sus Declaraciones de Misión he aprendido que lo que es más personal es más general. No importan lo que son la religión de las gentes, cultura o bagaje cultural, sus Declaraciones de Misión funcionan en todas con las mismas necesidades humanas básicas para vivir (físicas y financieras), para amar (social), para aprender (educacional) y para trascender (espiritual).

La Voluntad Independiente es nuestra capacidad de actuar, el poder para trascender a nuestros paradigmas, para nadar contra la corriente, para re-escribir nuestros guiones, para actuar basados en nuestros Principios más que reaccionar basados en nuestras emociones, modales o circunstancias. Mientras que las influencias genéticas o del medio ambiente pueden ser muy poderosas, ellas no nos controlan. No somos víctimas. No somos el producto de nuestro pasado. Somos el producto de nuestras selecciones. Somos “responsables”, lo que significa que somos capaces de escoger nuestras respuestas. Este poder de seleccionar es un reflejo de nuestra Voluntad Independiente.

La Imaginación Creativa nos anima a crear más allá de nuestra realidad presente Esto nos permite escribir Declaraciones de Misión personales, establecer metas, planificar reuniones o visualizarnos a nosotros mismos viviendo nuestras Declaraciones de Misión aún en las circunstancias más desafiantes.

Podemos imaginar cualquier escenario que deseemos para el Futuro. Si nuestra Imaginación debe transitar a través del secuestro de nuestra Memoria, ¿para qué es la Imaginación? La Memoria es limitada, es finita, se refiere al pasado. La Imaginación es infinita, está referida al Presente y al Futuro, con potencialidad, con visión y misión y metas ante cualquier cosa que no es en este momento pero que puede ser. El acceso al éxito del hombre de la calle es trabajar más duro, darle el “viejo trato que le daba en la Universidad”. Pero a menos que el Poder de Voluntad se mezcle con la Imaginación Creativa, estos esfuerzos serán débiles e inefectivos.

ALIMENTANDO NUESTROS VALORES ÚNICOS

La expansión de estos Valores nos requieren nutrirlos y ejercitarlos continuamente. Afilar la navaja una vez a la semana o una vez al mes no es suficiente, es demasiado superficial. Es como una comida. La comida de ayer no satisface el hambre de hoy La gran comida del Domingo pasado no me preparará para el reto ético de este Jueves. Estaré mucho mejor preparado si medito cada mañana y me visualizo yo mismo trabajando este reto con autenticidad, apertura, honestidad y con toda la inteligencia con que pueda manejarlo.

He aquí cuatro maneras de nutrir nuestros valores únicos:

Alimente su Auto-conocimiento manteniendo un Diario Personal. Mantener un Diario Personal con un análisis profundo y evaluación de sus experiencias es una actividad de alto nivel que incrementa el Auto-conocimiento y expande todos los valores y la sinergia entre ellos.

Eduque su conciencia aprendiendo, escuchando y respondiendo. La mayoría de nosotros trabaja y vive en medios ambientes que son hostiles al desarrollo de la Conciencia. Para escuchar claramente a la Conciencia a menudo se requiere de que nosotros reflexionemos o meditemos, una condición que raramente escogemos o hallamos. Estamos inundados por actividad, ruido, condicionamientos, mensajes del medio y paradigmas rotos que nublan nuestra sensibilidad a esa tranquila voz interior que nos enseñaría los Principios del “Verdadero Norte” y nuestro propio grado de congruencia con ellos.

He oído decir a ejecutivos que no pueden ganar esta batalla de Conciencia debido que las experiencias requieren mentiras, encubrimientos, decepciones o manipulaciones. Que esto simplemente es parte del juego. Yo no estoy de acuerdo. Yo pienso que tal racionalización socava la verdad entre sus culturas. Si Usted manipula algo escondido y tiene un mal montaje, entonces tendrá una cultura poco confiable.

Una vida de total integridad es lo único en donde radica la Virtud. Es una lucha. Algunos consejeros en Relaciones Públicas, contadores o consejeros legales podrían decir “Esto será un suicidio político”, o “Esto será malo para nuestra imagen así que encubrámoslo o mintamos”.

Usted debe evaluar cada caso por sus méritos de manera individual. Ningún caso es blanco y negro. Saber lo que debe hacer es una verdadera decisión. Puede sentirse operando entre la espada y la pared. Aún así, con una Conciencia bien educada o brújula interna, si es que acaso alguna vez sucede, es muy raro que Usted se sienta en una situación en donde tenga sólo una mala opción para escoger.

Si ejercita sabiamente sus Valores Únicos se abrirá alguna opción moral. Todo depende de cuánto eduque su Conciencia, su Brújula Interna. Cuando mis hijos practicaban atletismo pagaron el precio de tener sus cuerpos coordinados con sus mentes. Usted debe hacer lo mismo con su propia Conciencia regularmente. Mientras mayor la inseguridad interna que usted sienta, más extensas serán las áreas grises.

Siempre tendrá algunas áreas grises, en especial en los extremos de su educación y experiencia y para crecer, necesita ir a esos extremos y aprender a escoger basado en lo que su Honestidad cree que es lo correcto que debe hacerse.
Alimente su Voluntad Independiente haciendo y manteniendo sus promesas. Una de las mejores maneras de fortalecer nuestra Voluntad Independiente es hacer y mantener las promesas. Cada vez que lo hacemos, depositamos en la cuenta de nuestra Integridad Personal el Monto de Verdad que tenemos en nosotros mismos, en nuestra capacidad para cumplir lo que decimos.

Para construir la Integridad Personal comience haciendo y manteniendo las pequeñas promesas. Hágalo paso a paso y una de por vez.

Desarrolle la Imaginación Creativa a través de la Visualización. La Visualización –un ejercicio mental de alto nivel utilizado por atletas de alta competencia y clase mundial- puede ser utilizada para mejorar su Calidad de Vida. Por ejemplo, puede visualizarse a Usted mismo en algunas circunstancias que podrían normalmente crear incomodidad o dolor. En los ojos de su mente, en lugar de verse reaccionar como normalmente lo haría, véase a sí mismo actuando en la base de los Principios y Valores de su Declaración de Misión. La mejor manera de predecir su Futuro es creándolo.

LOS FRUTOS COSECHADOS

Con la Humildad que proviene de Centrarse en los Principios, podemos aprender mejor del Pasado, tener Esperanza hacia el Futuro y actuar con Confianza –no arrogancia- en el Presente. La Arrogancia es la falta de Auto-conocimiento, ceguera, pura ilusión, una falsa forma de Auto-confianza que de alguna manera tenemos sobre las leyes de la vida. La verdadera Confianza está basada en una calmada Seguridad de que si actuamos basados en los Principios produciremos resultados de Calidad de Vida. Es Confianza nacida del Carácter y la Competencia.

Nuestra Seguridad no está basada en nuestras posesiones, posiciones, credenciales o en comparación con otros; más bien surge de nuestra propia integridad hacia los Principios del “Verdadero Norte”.
Confieso que lucho con la Integridad Total y no siempre “hago lo que digo”.

He hallado que es más fácil hablar y enseñar que practicar lo que predigo. Me he dado cuenta de que debo preocuparme por incluir la Integridad Total a un conjunto de Principios correctos. He observado que si la gente no se centra nunca en los Principios, en algún momento de su vida tomará la vía político-social hacia el éxito y permitirá que su ética sea definida por la situación. Ellos dirán “Negocios son Negocios”, queriendo decir que juegan con sus propias reglas. Pueden incluso racionalizar transgresiones importantes en nombre de los negocios, a pesar de tener una orgullosa Declaración de Misión.

Solamente centrándose en los Principios “infinitos” y luego viviendo orientado por ellos podemos disfrutar el beneficio moral, físico, social y financiero.).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *