Desarrollar un pensamiento pragmático

Liderar un grupo requiere más que el simple voluntarismo

La posición de dirigente en cualquier organización es un trabajo para el que nadie puede prepararse realmente.

Si bien es posible y deseable tener algún tipo de aprendizaje académico, liderar es tanto una cuestión de conocimientos como así también de experiencia y simple talento.

No creo que sea tan importante de dónde se empieza, sino más bien que se desarrolle en la mente del líder una conciencia sobre sus responsabilidades, entre las cuales – aunque parezca risible a algunos escépticos- debemos contar prioritariamante a las siguientes:

  1. Poner los objetivos de la organización por delante de los personales.
  2. Respetar las reglas de la organización y entender que no existen para provecho personal.
  3. Saber marcar límites y negociar.
  4. Entender la naturaleza de la gente.
  5. Preguntarse constantemente qué es lo que puede mejorarse.
  6. Dar el ejemplo.
  7. Ser capaz de desarrollar un pensamiento lógico.
  8. Cultivarse en lo intelectual.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *