El poder de un sueño

El poder de un sueño

Este post habla de: El poder de un sueño

Cada uno de nosotros alberga un sueño en su corazón. No estamos hablando querer ganar la lotería o fama repentina. Ese tipo de idea viene del deseo de escapar de nuestras circunstancias presentes. Hablamos de una visión interior profunda que habla al alma misma. Es aquello para lo que hemos nacido. Requiere nuestros dones y talentos. Apela a nuestros más elevados ideales. Enciende nuestro sentido de destino. Está inseparablemente unido con el propósito de nuestra vida.

Henry Ford

Henry Ford dijo: “Todo el secreto de una vida exitosa es descubrir que estamos destinados a hacer, y luego hacerlo”. El sueño de Ford nació de su interés por todo lo que fuera mecánico. Desde su niñez tuvo la pasión por estudiar y reparar maquinarias. Aprendió por cuenta propia sobre máquinas de vapor, relojes y motores a combustión. Viajo por el campo haciendo reparaciones gratuitas, solo para poner sus manos en alguna maquinaria. Se hizo mecánico y relojero. Trabajó como ingeniero nocturno en la Detroit Edison Company.

Ford se sentía intrigado por la idea del automóvil y le dedico más y más atención a esto. En 1896, construyo su primer automóvil en el cobertizo trasero de su casa. Luego de esto, siguió pensando en cómo mejorar sus esfuerzos. De su amor por las maquinarias y su curiosidad por el automóvil credo el sueño de Ford: la creación de un automóvil de bajo costo y de producción masiva.

En 1903, organizó la Ford Motor Company y comenzó a producir el modelo T. El primer año la nueva compañía produjo seis mil autos. Pero ocho años más tarde producían más de 500.000. El sueño de Ford era una realidad. Ford ha sido llamado genio y se le ha acreditado el nacimiento de la línea de ensamblaje y la producción en masa. Pero no importa lo que haya obtenido personalmente, su mayor ganancia fue su sueño y la disposición de dedicarse a él.

Lo que hace a nuestro favor El poder de un sueño

Veamos las cosas que hace a nuestro favor un sueño: Nos da dirección Todos necesitamos apuntar en alguna dirección. El sueño nos da eso, una meta Y mientras no hayamos identificado esa dirección correcta, nunca sabremos si estamos progresando. Aumenta nuestro potencial: Sin un sueño podemos tener problemas para descubrir nuestro potencial interior, pues no vemos más allá de las actuales circunstancias. Pero con un sueño, comenzamos a vernos bajo una nueva luz, como poseedores de un nuevo potencial y capaz de avanzar y crecer hasta alcanzarlo. Predice nuestro futuro Cuando tenemos un sueño, no somos solo espectadores sentados a la espera de que todo salga bien, tomamos una parte activa en la formación del propósito y significado de nuestra vida y las circunstancias no nos llevan de aquí para allá.

Nuestro sueño cuando lo seguimos, es el mejor pronosticador del futuro. Eso no significa que tenemos alguna garantía, pero sí aumenta enormemente nuestra oportunidad de éxito.

Atrévase a soñar y actuar sobre ese sueño. Hágalo a pesar de sus problemas, circunstancias y obstáculos. La historia está llena de hombres y mujeres que enfrentaron la adversidad y, a pesar de ello alcanzaron el éxito. Por ejemplo, el orador griego Demóstenes ¡era tartamudo!. La primera vez que quiso hablar en público la gente se le rió en la cara. Pero él tenía un sueño de ser un orador destacado. Siguió ese sueño y creció para lograr ese potencial. Se dice que se ponía piedrecillas en la boca y procuraba hablar superando el sonido de las olas que rompían contra la playa. Su persistencia tuvo recompensa, vivió su sueño y llegó a ser el orador más destacado del mundo antiguo.

Otros se han atrevido a soñar y han sido exitosos.. Beethoven trajo a la vida su visión interior de la música cuando compuso sinfonías, aun después de quedar sordo. Charles Dickens soñaba con ser escritor, y a pesar de haber nacido en la pobreza, llegó a ser el novelista más leído de la Inglaterra victoriana.

Este es el poder de un sueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *