Platón

Platón

Platón nació, muy probablemente el año 428-427 antes de Cristo, en el seno de uno de los linajes más distinguidos de Atenas, en el cual era tradicional la dedicación a la política. Así, de familia de antigüa nobleza, descendía de Solón por parte de madre y del rey Codro por parte paterna. Su nombre propio era Aristocles, pero prevaleció el apodo de “Platón” con el que le calificó su profesor de gimnasia por la anchura de sus espaldas. Los padres de Platón fueron Aristón y Perictione, que tuvieron otros dos hijos, Adimanto y Glaucón, que aparecerán ambos como interlocutores de Sócrates en la República , y una hija, Potone.

A la muerte de su padre, siendo niño Platón, su madre contrajo nuevas nupcias con Pirilampo, corriendo la educación de Platón a su cargo; el cual recibió educación propia de un joven ateniense bien situado, necesaria para dedicarse de lleno a la vida política, como correspondía a alguien de su posición.

En el año 407 sobrevino el acontecimiento capital de la vida de Platón: su encuentro con Sócrates. El maestro tenía entonces 63 y el alumno 20. Platón debió seguir las lecciones de Sócrates durante ocho años. Poco después de la caída de los Treinta, tres delatores acusan a Sócrates de corromper a la juventud y de no creer en los dioses de la ciudad; condenado a muerte, rehúsa evadirse y bebe la cicuta en el 399.

Tras la muerte de Sócrates, Platón se apartó completamente de la política; no obstante, los temas políticos ocuparon siempre un lugar central en el pensamiento de Platón, y llegó a concebir un modelo ideal de Estado. Viajó por Oriente y el sur de Italia, donde entró en contacto con los discípulos de Pitágoras; luego pasó algún tiempo prisionero de unos piratas, hasta que fue rescatado y pudo regresar a Atenas.

Alrededor del año 388 abandona Atenas para dirigirse a Sicilia. Allí, reinaba Dionisio I el Anciano, quien tiene en jaque a los cartagineses y se había convertido en el amo absoluto de Sicilia. Platón intima con Dion, hermano político de Dionisio, quien tiene pretensiones de filósofo y admira a los Socráticos.

Platón se embarca en una nave espartana por una obligación que contrajo con Dionisio. Esta embarcación debía hacer escala en la Isla de Egina, a la sazón en guerra contra Atenas. Platón es vendido como esclavo. Aníceris -a quien había tratado en Cirene- lo reconoce, paga el rescate y lo libera. Platón puede regresar a Atenas en el año 387.

Una vez en Atenas, Platón fundó la Academia , nombre que recibió por hallarse cerca del santuario dedicado al héroe Academos, especie de “Universidad” en la que se estudiaban todo tipo de ciencias, como las matemáticas, la astronomía, o la física, además de los otros saberes filosóficos.

A la Academia acudían jóvenes de diferentes ciudades, y en ella Platón trataba de formar hombres de Estado y no demagogos. Además de dirigir los estudios de la Academia , Platón daba él mismo lecciones y sus oyentes tomaban notas.

En el año 367, cuando Dionisio el Joven sucedió a su padre en el trono de Siracusa, Dión llamó a Platón para dar su consejo y ayuda en la realización de la reforma política que había sido siempre su ideal. Tras algunas vacilaciones, Platón decidió marchar a Siracusa. Pero la posición de Dión era débil, y acabó siendo desterrado por Dionisio. Platón permaneció allí durante algún tiempo, en calidad de huésped de Dionisio. Pero, a pesar de que intentó impulsar al joven hacia la investigación filosófica, regresó desilusionado a Atenas, ya que Dionisio era el tipo de aficionado presuntuoso que poco o nada podía realmente aprender.

No tuvo mejor fortuna el tercero de los viajes de nuestro filósofo a tierras sicilianas: Dionisio llamaba insistentemente a Platón a su corte; al mismo tiempo que era constantemente motivado por el propio Dión, que se encontraba entonces en Atenas y esperaba obtener del tirano, gracias a la intercesión de Platón, la revocación de su destierro.

Finalmente Platón se decidió y partió hacia Siracusa en el 361 a .C. El resultado fue desastroso: no consiguió ejercer ninguna influencia sobre Dionisio, quien no soportó la prueba de su enseñanza y terminó por retenerle casi como prisionero. Fue liberado gracias a Arquitas de Tarento, quien envió una galera con una embajada.

Platón murió en el 347 antes de Cristo, a los 81 años de edad, en plena actividad tanto como maestro como escritor. Fue enterrado en los jardines de la Academia.

A diferencia de Sócrates, que no dejó obra escrita, los trabajos de Platón se han conservado casi completos y se le considera por ello el fundador de la Filosofía académica. La mayor parte están escritos en forma de Diálogos, como los de La República , Las Leyes, El Banquete, Fedro o Fedón .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *