Servicio: Fuente Inagotable del Poder

Servicio: Fuente Inagotable del Poder

ESte post se trata de Servicio: Fuente Inagotable del Poder

El servicio domina, da poder a quien lo utiliza. Si usted llega a un restaurante y es atendido en forma extraordinaria por el mesero, se sentirá comprometido a otorgarle una buena propina. Si en casa, la atención de alguno de sus hijos es excepcional en cuanto a que se anticipe a sus necesidades preparándole el baño o sirviéndole su bebida predilecta, usted no se resistirá a satisfacer sus deseos.

Los grandes líderes de todos los tiempos, tanto en el campo corporativo como social, han entendido que quien sirve más y mejor aumenta su influencia y su poder; así la fuerza de una empresa no está en su alta calidad, sirve efectivamente para lo que fue creado, el consumidor lo busca y lo hace producto líder en el mercado. En el campo humano los seres que sirven a otros son la gente más valiosa y buscada.

En la vida las recompensas son directamente proporcionales al servicio que ofrecemos. Así, imagine usted por un momento una absurda escena en la que un hombre se enfrenta en una fría noche a una chimenea apagada y le dice: “Si tú me das calor, yo prometo que te daré leña”. Por supuesto que es un planteamiento estúpido, pues en la proporción de leña que encienda tendrá el calor deseado. En alguna forma, esto es lo que les pasa a los mediocres: quieren recibir todo sin antes dar algo a cambio. El servicio es el camino para conquistar las recompensas deseadas.

No se debe confundir servicial con servil, ya que la gente servil es aquella que manipula a través de la adulación a los poderosos para servirse de ellos sin dar nada más que mentiras y engaños. Hay líderes que sirven y líderes que se sirven, la diferencia entre unos y otros es diametralmente opuesta: los líderes que se sirven del poder explotan a otros para que en forma ilegítima se enriquezcan. Los que sirven a su tiempo salvan una empresa, una familia, una nación; son los que permanecen para siempre en la memoria universal, son los indispensables que escriben la historia evolutiva de las naciones.

La Excelencia en el servicio es un secreto mercadológico.

El servicio es una gran opción que tenemos para triunfar ante la nueva competencia y es el camino para tener éxito corporativo. Dar es la mayor manifestación del poder: El que sirve, domina.

Servicio es aquella virtud de ser útil y que marca la dimensión de la recompensa buscada.

El servicio produce satisfacción y crea necesidad, nos hace indispensables.

Nunca servir en forma proporcional a la recompensa buscada. El hacerlo con valor agregado atrapa clientes de por vida.

Servicio es agregar valor al producto. Servir bien no basta: hay que hacerlo en forma extraordinaria.

Vende y sirve, sirve y vende, es el secreto mercadológico.

Nunca vender lo que no podemos servir

Servir bien es la pequeña diferencia en la que se finca la grandeza; es un desafío sólo para mentes triunfadoras.

El servicio enriquece a quien lo recibe y engrandece a quien lo otorga. El servir en forma magistral es privilegio de seres nobles y extraordinarios.

Servir es la oportunidad que tenemos para manifestar nuestra auténtica capacidad.

Los que han servido en su tiempo han quedado para siempre en la memoria universal de la humanidad.

Nuestro mejor epitafio será: “Aquí yace un ser humano que sirvió en su tiempo”.

Contenido relacionado

Artículos de Miguel Angel Cornejo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *