6 Poderosas Decisiones Anti-Estrés

6 Poderosas Decisiones Anti-Estrés

6 Poderosas Decisiones Anti-Estrés. ¿Has estado un poco estresado últimamente o conoces a alguien que lo esté?

En las últimas semanas he tenido contacto con varias empresas, explorando oportunidades para dictar conferencias y facilitar talleres. La gran constante en cuanto a sus necesidades: Ofrecerle a su gente estrategias para combatir el estrés cotidiano, producto de la actual crisis y el creciente entorno de incertidumbre.

Si bien las situaciones de índole nacional e internacional que disparan nuestro estrés no están —en la mayoría de los casos— bajo nuestro control, hay algo de lo cual sí podemos adueñarnos.

Me refiero a lo que realmente determina cómo te sientes en este momento ante tus problemas y retos. Estoy hablando de tu actitud. Es decir, de cómo tú eliges responder ante las circunstancias.

Es tu actitud la que puede aumentar o reducir tu estrés de manera profunda. Si bien darse un masaje o hacer ejercicios —o incluso el amor— son excelentes antídotos contra el estrés, si no son acompañados por un cambio de actitud apenas llegan a tener un efecto temporal.

¿Cómo te adueñas de tu actitud? A continuación te ofrezco seis simples pero poderosas decisiones que tú puedes asumir para tomar control sobre tus respuestas ante lo que te sucede y reducir significativamente tu estrés.

Yo acepto, en vez de resistir
Acepta lo incambiable. Hay circunstancias que, por más que nos esforcemos, no podemos cambiar —al menos no tan rápido como quisiéramos.

Tu estrés aumenta cuando resistes lo que te sucede. Al hacerlo le das poder a aquello que estás resistiendo. Al aceptar y soltar tu resistencia recuperas tu poder y puedes sentirte mejor.

En este instante en tu vida, ¿qué es importante aceptar? ¿Qué puedes dejar de resistir?

Que quede claro: No te estoy sugiriendo que te resignes. Tú puedes aceptar las circunstancias actuales —simplemente por el hecho de que en este momento, son esas las circunstancias— y a la vez elegir cambiar lo que está en ti modificar.

Yo aprovecho, en vez de resignarme
Así como es importante aceptar lo fáctico —lo que es— también es fundamental aceptar tus posibilidades de acción y transformación a futuro. Esto es lo que hace la diferencia entre la resignación y la ambición activa por una mejor vida.

Aprovecha lo que sí está en tus manos hacer, lo que tú sí puedes controlar, aquello en lo cuál sí tienes inherencia y te es posible llevar a cabo.

¿Qué oportunidades puedes aprovechar?

Cuando identificas tus oportunidades y actúas para aprovecharlas, te alejas de la ansiedad producida por la sensación de estar fuera de control. En vez de sentirte al efecto pasas a experimentarte como causa.

Así que ponte en movimiento y decide aprovechar lo que sí está en ti lograr.

Yo creo, en vez de dudar
Como decía Henry Ford, “si crees que puedes o crees que no puedes, estás en lo cierto”. En ti está elegir conscientemente apostarle a tu éxito y tener fé en que todo lo que sucede es lo mejor.

¿Estás eligiendo creer que tus problemas son más grandes que tú o que tú eres más grande que ellos?

¿Crees que tus circunstancias negativas son permanentes o sabiamente eliges creer que todo se mueve en ciclos y que después del invierno viene la primavera?

¿Estás pensando que estás al efecto de las circunstancias o sabes que tú tienes el control para elegir cómo adueñarte de tu capacidad para salir adelante?

Yo agradezco, en vez de olvidarme de lo que tengo
¿De cuántas cosas podrías estar agradecido en tu vida?

La gratitud es un excelente antídoto ante las sensaciones de desesperanza, ya que te permiten conectarte con la abundancia y magia de tu vida.

Además, el agradecer te permite enfocarte en lo que tienes —para continuar avanzando hacia tu éxito y plenitud— en vez de aquello que te hace falta.

En la gratitud los miedos se desvanecen ya que te das cuenta de que has recibido y tienes más de lo que creías. Conéctate con ella y no olvides los miles de regalos que has disfrutado en forma de experiencias, amistades, aprendizajes, momentos, oportunidades, amores.

¿Qué podrías agradecerle a la vida en este momento?

Yo me comprometo, en vez de simplemente desear
La única forma de obtener resultados diferentes es haciendo cosas distintas.

¿Qué vas a cambiar para lograr sentirte mejor?

Tus hábitos cotidianos pueden reforzar tu energía y debilitar tu estrés. En este sentido, algunos cambios simples pueden hacer gran diferencia.

Por ejemplo, qué tal si eliges leer menos la prensa diaria y evitar el maratón de los noticieros nocturnos en televisión justo antes de acostarte.

Te apuesto algo: el mundo no va a cambiar porque tú dejes de ver, escuchar y leer noticias; pero tú salud mental sí puede beneficiarse enormemente de una adecuada dieta mediática.

¿A qué simples cambios te comprometes para lograr lo que necesitas para sentirte mejor?

¿Qué hábitos constructivos y positivos puedes incorporar en tu vida?

Yo me ocupo, en vez de preocuparme
El antídoto para tus preocupaciones: ocúpate; ponte en acción; muévete hacia lo que quieres y está en ti lograr.

Hay situaciones que definitivamente escapan de nuestro control. Hagamos lo que hagamos, ni siquiera podemos influir sobre ellas. Entonces, ¿qué caso tiene preocuparte por aquello que escapa de ti?

¿Algo te preocupa? ¿Está en ti hacer algo al respecto? Entonces ponte en acción; de lo contrario, acepta que eso escapa de tu esfera de influencia y decide soltarlo para hacerte cargo de las oportunidades que sí puedes aprovechar.

Quizá no puedas cambiar tus circunstancias en este momento. Pero sí puedes elegir una actitud que te permita aceptar lo que es, aprovechar lo que es posible y creer en ello, agradecer lo que tienes, comprometerte a lograr lo que quieres y ponerte en acción.

Para sentirte mejor, reducir tu estrés y conectarte aún más con tu poder personal…

¿Qué vas a aceptar?

¿Qué vas a aprovechar?

¿En qué vas a creer?

¿Qué vas a agradecer?

¿A qué te vas a comprometer?

¿De qué sí te vas a ocupar?

Contenido relacionado

Articulos de Leo Arcala

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *