Castidad como virtud

Castidad

No usar de los placeres venéreos más que por motivos de salud o de descendencia; nunca hasta el hartazgo, la debilidad o la injuria de tu propia paz y reputación, o la de otros.

Benjamín Franklin

Castidad como virtud

Benjamín Franklin presenta esta frase profunda sobre la castidad, como virtud y como está nos ayuda a ser más efectivos y a evitarnos muchos problemas.

Vamos a analizar la Castidad como virtud:

 

No usar los placeres venéreos, mas que por motivos de salud o decendencia

Quiere decir que se debe hacer uso racional del sexo, solo en la vida marital, el cual nos da salud y sirve para la procreación.

Se puede disfrutar de un sexo sano con la pareja, que nos da salud, felicidad y sobre todo tranquilidad.

Tambien existe lo que se llama el sexo tántrico donde las personas sienten placer y felcidad sin tocarse, con profundo amor. Esto es una muestra de lo que significa el amor.

Nunca hasta el hartazgo

Aunqué estemos casados y solo tengamos relaciones con nuestra pareja; debemos hacerlo moderadamente y no en forma desenfrenada. Como deben ser todos los placeres, sin caer en adicciones.

La debilidad o la injuria de tu propia paz y reputación, o la de otros.

Esto ocurre, cuando tenemos otras parejas o tenemos sexo casual o sexo pagado. A cuantas cosas horribles no exponemos al hacer esto:

Enfermedades venéreas

Tener sexo indiscriminadamente nos expone a enfermedades venéreas, además exponemos a otra persona ala contagio; ocasionando incluso la muerte.

La injuria de tu propia pasa paz y reputación, o la de otros. Esto ocurre con los famosos triángulos, donde hay relaciones con personas casadas con otra persona, esto trae por supuesto muchos problemas de toda índole, especialmente la de reputación y la paz.

Ninguna mente puede estar tranquila en esos casos; poco a poco la salud se va mermando hasta condiciones peligrosas.

El sexo como vicio

Cuando existe el vicio del sexo; hay que recurrir a ayuda profesional, ya que como cualquier vicio se apodera de la voluntad, con consecuencias desastrosas.

 

Lujuria una pasión capital

La lujuria es una pasión capital, también llamado pecado capital, es muy grave para las personas. La lujuria no se queda en el sexo, una persona lujuriosa siempre esta tratando de empujar a las personas para ver de qué son capaces, siempre esta violando su intimidad, lo que resulta muy asqueroso.

El deseo sexual descontrolado

El deseo sexual descontrolado lleva a muchas aberraciones humanas: Violaciones, violencia, muerte por celos o rabia, y algunas otras.

Escoger la pareja con el corazón y el cerebro

Muchas veces escogemos la pareja equivocada lo que nos trae muchos problemas.

Recomiendo el libro del Dr Nelson Torres Hombre – Mujer – Casa, Poema y Cama. Que trata muy bien este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *