Ejercicio físico, obligación durante el confinamiento

Ejercicio físico

 

No. No hay excusa posible para no hacer ejercicio o mantenerse en forma en estos días en los que salir a la calle resulta imposible. Múltiples opciones se ofrecen para poder cubrir la necesidad de cuidar nuestro cuerpo en tiempos de confinamiento.

Podemos elegir entre un montón de opciones disponibles en función de nuestras características. Y no solo podemos, sino que debemos escoger alguna de ellas, para evitar caer en el desánimo y la pereza. Es tiempo de cuidarnos.

Ahora quizás, es más importante que nunca hacer deporte. De todos es sabido los múltiples beneficios que se obtienen con una realización regular de algún ejercicio, entre los que destacan: refuerzo del sistema inmunológico, regula la presión arterial, impide aumentar el peso corporal, mantiene la densidad ósea, previene enfermedades, entre otros.

Pero no solo obtenemos beneficios físicos, sino que el ejercicio también se recomienda para lograr un bienestar emocional que evite la depresión. Segregamos hormonas, como las endorfinas que nos producen una sensación de felicidad.  La mayoría de psicólogos lo recomiendan, sea la actividad que sea la que elijas, no importa. Lo que importa es moverse. Lo que debemos tener en cuenta es que, si se ha estado durante un largo periodo en inactividad, el ejercicio debe incluirse en nuestras vidas de manera progresiva.

Habrá quien prefiera realizar la actividad física justo después de levantarse, otros elegirán la hora de la tarde. Cualquier opción es apropiada, siempre que no sea justo antes de dormir. Ya que esto interferirá en un sueño favorable.

Las opciones puestas a disposición de los usuarios se han multiplicado con la implantación de las nuevas tecnologías. Se puede tener a un entrenador personal de manera gratuita usando videos tutoriales sobre la disciplina elegida y que están alojados en la red.

Pese a no contar con las máquinas de la que dispone un gimnasio al uso, podemos ejercitar cada parte de nuestro cuerpo con objetos cotidianos que tengamos a nuestro alcance, no habiendo excusa para no seguir con una rutina que al menos permita mantener la forma en estas semanas de confinamiento. Algunos ejercicios que podemos realizar son ejercicios aeróbicos, abdominales o calentamientos dinámicos.

El poder compartir tus logros con tus amigos y familiares también puede ser un espaldarazo para continuar aumentando en nuestro rendimiento. Aunque se esté separado de los seres queridos, los dispositivos inteligentes permiten estar más cerca que nunca. Incluso dando la opción de poder realizar actividad física al mismo tiempo, mientras se realiza una video llamada.

Los ejercicios que se realicen deben estar adaptados a nuestra condición física. Una opción muy válida que se ha puesto de modo en las últimas fechas, son los ejercicios simulados. Poder nadar, montar en bicicleta o esquiar sin salir del salón de casa, pero con la sensación que se está realizando una actividad al más alto nivel al aire libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *