El Sentido de la Vida

El Sentido de la Vida

 

En este post veremos lo que es El Sentido de la Vida basada en La historia de Viktor Frankl. Viktor E Frankl,  (1905- 1997), psicoanalista austriaco que desarrolló el concepto de logoterapia, según el cual la necesidad subyacente a la existencia humana y a la salud mental es la de encontrar un significado a la vida. Nacido en Viena, Frankl se educó en la universidad de esta ciudad, siendo nombrado en 1947 profesor de neurología y de psiquiatría. Encarcelado durante la II Guerra Mundial (1942-1945) en los campos de concentración nazis, describió estas experiencias en “De los campos de la muerte al existencialismo”.

 

El Sentido de la Vida

Frankl era un sobreviviente de cuatro campos de concentración de Nazi, entre ellos el más infame, Auschwitz. Su esposa, padre, madre, y hermano murieron en los campos; solamente él y su hermana sobrevivieron.

En la búsqueda del hombre para el significado, Frankl no se consideraba un héroe, él describe algo a los héroes o a “santos” para estar entre la minoría en los campos; los que dieron sus porciones de pan a otras, o dieron sus vidas para ahorrar la cámara de gas. Él deja al lector el temor de su determinación para sobrevivir en el medio de la carnicería horrenda. Frankl utiliza palabras para retratar imágenes que frecuentan; diseñar una obra maestra de la profundidad de su alma. El nos muestra imágenes no de seres humanos extraordinarios sino de circunstancias extraordinarias que convirtieron a seres simples en personas extraordinarias.

Cualquier persona que ha sufrido un trauma o pérdida encontrará comodidad en la sabiduría reflejada en esta historia. Al ser depositado en el campo, Frankl intentó ocultar en su bolsillo de la capa, un manuscrito científico que contenía su trabajo. El hambre, los golpes, las condiciones de vida salvajes y la perspectiva de la vida era su realidad constante. Fue en medio de ese horror, en medio de la enfermedad y la muerte que descubrió el prosoito de su vida, el sentido la vida.

Aprender de aquella experiencia

Comenzó a pensar en que podía aprender de aquella experiencia, imagínense que podía aprender en medio del holocausto. Al principio solo podía pensar en que comer, como dormir mas, buscar un cordón de zapatos, pero poco a poco llevo su mente al futuro, se imaginaba que estaba dando conferencias, escribiendo libros, proyectando su futuro, su visión. Esto fue lo que le permitió salir con vida de ese infierno.

Amigo, amiga, sea cual sea tu situación, las circunstancias por las cuales estas pasando. Lo que si estoy seguro que pocas situaciones en la vida pueden superar el grado de horror y miedo que la de estos campos de concentración nazi. Nos queda como enseñanza de esta historia, que solo buscando el sentido de la vida, un firme propósito que nos mueva hacia adelante, podemos afrontar cualquier circunstancia y superar adversidades hasta ser exitosos y felices.

Evitar el dolor y conseguir el placer

La creencia sobre “evitar el dolor y conseguir el placer” está muy difundida en la actualidad como el supuesto principal motivador de la actividad humana. Esto se entiende si comprendemos que vivimos en un mundo en el cual la población aumenta continuamente, y competir por trabajo, pareja, riqueza y estatus social se considera la norma. De aceptar lo anterior, en vez de desarrollar nuestros talentos a niveles asombrosos de los cuales somos capaces, preferiríamos estar comparándonos continuamente con otros. Y de hacerlo, difícilmente emprenderíamos las tareas que nos brindarían satisfacción en la vida.

Es un hecho que un porcentaje de las personas que habitan este planeta no saben por qué están vivas, y ni siquiera piensan en ello. Aun así, una vida sin sentido se hace poco llevadera al pasar el tiempo. Es por eso que muchas personas se encuentran en situaciones no deseadas después de retirarse, que los desempleados se sienten deprimidos, y aun los ricos y famosos se sienten infelices.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *