Estoy cansado de todo esto

Estoy cansado de todo esto

 

Un viaje al más acá donde el protagonista soy yo…

Parece que esa frase ha pasado por nuestra mente más de una vez. Si, el sentimiento de estar saturado, de pensar que todos los días tenemos dificultades que nos abruman y hasta el sueño nos quita, es insoportable. ¿Y ahora qué? Cuando todo ha cambiado por la pandemia y no tenemos excusas, seguimos buscando de qué preocuparnos.

 

 

Si, debemos drenar, vaciarnos por dentro, pues lo que nos aprieta el alma es lo que a simple vista consideramos injusto para nosotros. ¡Pero que vaina soy yo! Este viaje a través del artículo y una célebre frase que les dejará mucho que pensar.

Pero que vaina soy yo, porque no consigo con quien desahogar esta angustia que me acompaña desde que me levanto de la cama. Aun estando en confinamiento nos cuesta mucho desahogarnos y probablemente tengas a tu lado alguien que te escuche, o tienes algún amigo que puedas contarles tus problemas, pues hazlo no dejes dentro de ti aquello que te carcome, lo importante es encontrar paz dentro de ti.

Pero que vaina soy yo, porque ocupo mi tiempo leyendo malas noticias, o viendo noticias que me estresan y me deprimen. Ocupar el tiempo de manera productiva es hacer cosas que disfrutamos, usemos el tiempo para divertirnos y no para estresarnos.

Pero que vaina soy yo, no paro de hablar de las cosas que no funcionan en mi país, en mi ciudad, en mi entorno, y cómo esto causa mil problemas que nos afecta a todos. Es algo que no se escapa de la realidad de todos, porque ocupar mi tiempo en eso, pudiendo pensar y decir lo que me gustaría hacer después que pase todo esto.

Pero que vaina soy yo, al que todo le sale mal, no entiendo el ¿por qué? de mi mala suerte. No se trata de suerte sino de como piensas, si te enfocas en lo negativo eso es lo que obtendrás, si te centras en lo positivo eso será lo que atraerás.

Pero que vaina soy yo, el que ve que a otros le van mejor que a mí, y siempre tienen algo nuevo que comprar o contar. Deben suceder situaciones como una pandemia para comprender que todos somos iguales, y que debemos ocuparnos de nuestros sueños y de cómo alcanzar las metas sin compararnos con nadie, hagámoslo entonces.

Pero que vaina soy yo, a él que el dinero no le alcanza y está de deudas hasta el cuello. Estos días son para mirar atrás y entender que no deberíamos estar estresados todo el tiempo y buscar ajustarnos a lo que tenemos, arroparse hasta donde llega la cobija significa sentirse en paz. Cambiar esto es cambiar tu vida para siempre.

Pero que vaina soy yo, no me importa la gente ni las circunstancias debo alcanzar mi objetivo por encima de todo. Los tiempos difíciles nos dejan grandes aprendizajes, no somos el centro del universo, todo tiene su momento, los problemas que cause en otros tarde o temprano regresarán a mí con creces.

Pero que vaina soy yo, al que la vida le da un triste trabajo que ni me gusta ni lo disfruto. Cuando pensamos en frio y nos damos cuenta que lo que hacemos laboralmente no nos gusta, llegó el momento de pensar en cambiar, en hacer nuevos planes, e ir por tus sueños.

Pero que vaina soy yo, al que su familia no valora y parece que no me quieren por que no se preocupan por mí. Lo bueno de los momentos difíciles de la vida es que las personas que amamos y nos interesan, terminan viendo que siempre hemos estado allí, también nosotros terminamos por comprender que tal vez éramos nosotros los que no valoramos su presencia.

Pero que vaina soy yo, al que la vida ha tratado mal y no consigue el camino hacia la felicidad, parece que no la merezco. Bajo cualquier circunstancia o momento debemos agradecer, a Dios, a la vida, por lo que tenemos y lo que hemos logrado en vez de autocriticarnos o castigarnos, pensemos en que nunca es tarde cuando la dicha llega. Nos merecemos lo mejor del mundo.

Mírate en ese espejo y revisa con cuántas de esas frases te identificas. Siempre hay y  habrá a quien culpar, pues no logras entender que tus problemas son tuyos y de nadie más.

Pero que vaina soy yo es una frase para demostrarte que realmente eres tu quien puede cambiar todo, depende de la actitud que tomes ante la vida, de lo que piensas, de lo que sueñas, de cuáles son tus deseos, si te enfocas en que todo saldrá bien porque te lo mereces siempre las cosas van a buscar ir de la mejor manera, pero si arrastras contigo lo pesado de la carga social que te alberga, es probable que termines como muchos, cansado, frustrado, decepcionado de todo y hasta de ti mismo, y no hay nada peor que eso porque simplemente se te acaba el combustible interno llamado motivación.

Los momentos de crisis son importantes en la vida de todos ya que a través de ellos experimentamos situaciones que ponen a prueba nuestro temple, y más cuando sucede alrededor del mundo, sin distingo de raza, credo, condición geográfica o económica, lo más importante es si utilizo ese tiempo para evaluar y reflexionar, si es así muy seguramente habrán grandes cambios en nuestras vidas, que van a derivar en beneficios, aunque hayamos experimentado pérdidas siempre hay un ¿Por qué?, los cambios a veces son inevitables.

No dejes de ver lo excepcional que eres y lo que eres capaz de lograr, aprovecha lo vivido en estos momentos tan críticos a nivel mundial para mejorar tu vida comenzando cambiando tus pensamientos y tus viejos hábitos. Renuévate, diviértete, busca el lado positivo de la vida, vive las  nuevas aventuras que están por llegar, pero sobre todo ámate a ti mismo como a nadie.

 

Contenido recomendado

 

Resumen del libro Senderos de Sabiduría

6 respuestas a «Estoy cansado de todo esto»

  1. Muchos son victimas de sus propios pensamientos, al perder el control de ellos, se forjan una carcel emocional justo a su medida, gracias eleazar, saludos

  2. Muy buena reflexión, dediquemos el tiempo en nosotros, en conocernos y ser positivo ante todo en la vida y sobre todo en estos tiempos de cuarentena, que el miedo y la angustia nos invade… Gracias Gracias Gracias, Eleazar por tu motivación, un abrazo

  3. Gracias Tibisay por tus comentarios, si ahora mas que nunca debemos ser positivos y esperar lo mejor de esta situación.

    Saludos y Bendiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *