Factores de Éxito en la Competencia Mundial

Factores de Éxito en la Competencia Mundial

Factores de Éxito en la Competencia Mundial.Con la apertura de los mercados de Centro América, República Dominicana y Estados Unidos, es frecuente escuchar comentarios referente al nivel de preparación y adaptabilidad que las empresas de los países de la región, deben tener o generar para competir exitosamente en los mercados, que ahora se abren con ciertas facilidades a ellos, y competir internamente con la competencia que vendrá, la cual será evidente a través de diversas e innovadoras estrategias.

Al analizar los éxitos y fracasos de organizaciones en los mercados mundiales, se pueden identificar dos grandes grupos de factores, que pudiéramos definir como Factores de Éxito en la Competencia Mundial. El primer grupo está conformado por factores internos a la organización, o Eficiencias Globales Creadas por las Empresas, quiere decir, se generan internamente; el segundo grupo es originado en el entorno nacional, o sea, Eficiencias Globales Creadas por los Gobiernos.

 

Al analizar las Eficiencias Globales Creadas por las Empresas, pueden citarse:

  • Desarrollo de un Marketing Mundial

  • , lo cual implica cambios de actitudes con respecto a la visión del mundo y los mercados que hasta el momento se tiene. Comienza por ver al resto del mundo como el mercado natural de la empresa, sin que esto implique que la misma mercadeará sus productos en todos los países, mas precisamente: el mundo es su mercado, pero identificará aquellas regiones y/o países en los cuales identifique oportunidades de negocios rentables, lo cual constituye lograr localizaciones mundiales. En ese sentido, conocerá y analizará con mas precisión las culturas, hábitos de compra y consumo de los países seleccionados y adecuará su marketing mix a los mismos. Esto implica además para la organización:
  • Diseño de estrategias globales.
  • Generar capacidad interna para adecuarse a las diversas culturas en donde sus productos tendrán presencia.
  • Para ser competitivos, se debe trabajar permanente para reducir costos.
  • Contar con productos excelentes, sin que esto signifique que ese solo hecho es suficiente para tener éxito. ¡Es solo uno de los ingredientes del mismo!
  • Desarrollo de una estructura y cultura organizacional

  • capaz de generar respuestas a los cambios y tendencias que se identifique en los mercados, en los menores tiempos posibles, y con una clara comprensión de tales eventos.
  • En algunas oportunidades, el lograr alianzas estratégicas puede ser muy ventajoso. El socio local conoce su mercado, además de que dependiendo de las características del mismo, puede aportarle sus canales de distribución y otros factores clave.
  • Otro de los factores que contribuyen al éxito de la empresa, es su capacidad de innovación. Es conveniente enfatizar que innovación no es solamente tecnología: se innova también cuando se generan internamente capacidades especiales para adecuarse a los mercados de manera diferente a los que utiliza la competencia, o se adecuan de manera mas precisa a la idiosincrasia del país en cuestión, por ejemplo.
  • La tecnología utilizada es otro importante ingrediente para el éxito, con ella podrá innovar en diseño, o generar costos mas bajos, o lanzar al mercado productos innovadores poco o no conocidos.

Los factores antes señalados constituyen los ingredientes esenciales para una gestión exitosa

Los mercados mundiales, sin embargo, gran parte del mismo dependerá de la actitud y el compromiso que la directiva de la empresa adopte para visualizar y gestionar en los diversos mercados, e introducir los cambios oportunos y necesarios en la estructura y cultura de la organización para insertarse en los mercados mundiales. En el próximo artículo analizaremos la importancia de las Eficiencias Globales Creadas por los Gobiernos y su impacto en la gestión de la empresa.

En el artículo del mes anterior, se identificaron y analizaron los factores para el Éxito en la Competencia Mundial, los cuales están conformados por dos grandes grupos: Factores Internos a la Organización o Eficiencias Globales Creadas por la Empresa, los cuales fueron analizados, y las Eficiencias Globales Creadas por los Gobiernos, las cuales serán objeto de análisis en el presente artículo.

No es suficiente que la empresa sea capaz de generar las capacidades señaladas en el artículo anterior, si su entorno nacional le es limitativo, es probable que la misma deba incurrir en algunas prácticas y costos que la harán poco competitiva o poco rentable, haciendo su incursión y consolidación futura en esos escenarios, poco probable.

Aunque no es una condición indispensable, para ser exitosos en los mercados mundiales, la empresa debe actuar en un entorno que le propicie, por lo menos en su mínima expresión, los servicios necesarios para poder despegar y mantenerse en la arena internacional.

Por lo tanto es necesario que el estado genere las siguientes Eficiencias Globales:

  • Ambiente macroeconómico estable y predecible.

    En economía, la palabra mágica es “confianza”, y una de las vías para lograrlo es diseñar programas para propiciar y consolidar un ambiente macroeconómico que promueva y facilite el desarrollo y estabilidad económica. Los inversionistas deben vivir la “certidumbre”. Lo antes planteado y el diseño de un programa realista de incentivo a las inversiones extranjeras, podrán proveer a la economía, un flujo constante de capitales necesarias para su desarrollo. Todo esto implica, que los gobiernos deben enfocar sus esfuerzos e inversiones hacia al desarrollo del recurso humano, apoyo para la adquisición y creación de tecnologías, creación de infraestructura adecuada, como vías de comunicación, puertos y aeropuertos apropiados, aduanas que funciones con celeridad y generen buen servicio a los usuarios.

  • Estabilidad política.

    En este sentido, el surgimiento y consolidación de instituciones que garanticen la autonomía de los poderes será una garantía de transparencia y de reglas del juego claras.

  • Adecuadas relaciones con el exterior.

    La calidad de relaciones que mantengan los gobiernos con otros gobiernos y naciones es determinante. La calidad de relaciones, constituirán una vía adecuada para la penetración de nuestros productos en los países con los que se mantengan niveles de relación adecuadas.

  • Existencia de adecuada cooperación gobierno – sector privado.

  • Con frecuencia en América Latina, gobierno y sector privado se han visto como rivales. El entorno mundial no acepta estos divorcios. Esto implica que gobierno y sector privado trabajen hombro a hombro para lograr objetivos nacionales.
  • Directrices del servicio exterior para apoyar al sector privado.

    El servicio exterior debe tener entre sus funciones, entre otras, ser promotor de los productos y servicios que las empresas de su país producen, así como de su cultura y el país en general. Una imagen positiva del país facilita las acciones mercadotécnicas, lo cual sumado a normas y políticas de calidad exigidas a las empresas, para los productos y servicios que se produzcan en el país, enviarán a los mercados señales muy serias y precisas.

  • Libre importación de bienes y servicios

    . Es conveniente que exista libre competencia, ello propiciará la competitividad interna. El proteccionismo genera ineficiencias que a la larga son sufragadas por los consumidores. Esto supone también, la existencia de políticas y normas de vigilancia a la competencia.

Lo expuesto en este artículo y en el anterior implica necesariamente, un cambio de actitudes, tanto en el sector privado como en los gobiernos, lo cual se inicia con una interpretación de las realidades mundiales y su aceptación.

Contenido relacionado

Articulos de Juan Manuel Rios

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *