crowdfunding

Financiación al margen de los créditos tradicionales

 

Hasta hace pocos años si teníamos una buena idea, pero no teníamos dinero para ponerla en práctica, lo que por supuesto era lo más normal, teníamos dos opciones: O ir al banco y pedir un crédito con la esperanza de que nuestros avales fueran suficientes para que el banco nos fiase el dinero con un interés lo menos desventajoso posible, o bien, podíamos ir de inversor en inversor vendiéndoles las bondades de nuestra revolucionaria idea con la esperanza de que pusieran dinero sin poner a la vez demasiadas trabas.

Pero otra de las bondades que la popularización de internet ha traído a nuestras vidas es el crowdfunding, o micro mecenazgo.

 

¿En qué consiste el crowdfunding?

Antes de explicar que es esto del crowdfunding, hagamos un pequeño esfuerzo para explicar pequeñas experiencias inmediatamente anteriores que pueden ayudar a explicar un poco como está calando con fuerza esta forma de financiación en varios países de Latinoamérica, y son los conocidos como microcréditos, de los cuales a nuestro juicio beben en parte algunas formas de crowdfunding.

Los microcréditos consisten básicamente en conceder créditos por una cuantía pequeña a un bajo interés, para no lastrar la posibilidad de progresar a la persona o proyecto al cual se le concede dicho microcrédito, para poco a poco ir mejorando el nivel de vida de zonas deprimidas o en situación de subdesarrollo, generalmente concedido por ONGs, ya que se les presupone una falta de interés en lucrarse, o por entidades bancarias, como parte de su labor social, afortunadamente tan de moda últimamente.

Entonces ¿qué es el crowdfunding? y ¿dónde nació? Bien, el crowdfunding nació en su forma práctica en los Estados Unidos a finales de la primera década del segundo milenio, que fue cuando apareció la primera plataforma dedicada a estos menesteres, aunque el término (que viene de la unión de las palabras crowd y funding, y que al unirse vienen a significar financiación multitudinaria, o comunitaria) se venía usando de forma teórica con anterioridad.

Consiste en poner en conocimiento público algún proyecto

Consiste en poner en conocimiento público algún proyecto, en alguna de las múltiples plataformas que tenemos disponibles para ello, y se somete a convocatoria pública la posibilidad de financiarlo, suele haber determinadas recompensas en función de la donación, u añadidos al proyecto original caso de conseguirse determinados objetivos económicos.

También en el caso de proyectos como libros o videojuegos sirve para tener vendido el proyecto antes de producirlo, algo muy bueno para las PYMES, a las cuales les supondría un gran quebranto sacar una tirada de determinado producto y que luego se quedase pudriéndose en almacenes o acabar siendo carne de saldo. Un crowdfunding exitoso nos puede dar una buena idea de lo bien que recibe el público nuestro producto.

 

¿Es interesante el crowdfunding para los inversores?

Si usted es inversor habitual, se precia de tener buen ojo para encontrar talento, gusta de poner a prueba su conocimiento del comportamiento de las divisas en el mercado forex, o es un habitual de las bolsas, tal vez le interese esta forma de invertir, que todo hay que decirlo, es más tranquilo, repasemos los diversos tipos de crowdfunding que existen.

Crowdfunding de préstamo

Como el nombre indica, consiste en prestar dinero a un proyecto empresarial que nos inspire confianza con la condición de que nos sea devuelto con un interés pactado de antemano.

Crowdfunding de donaciones

Ya sea porque es un proyecto que queremos tener la oportunidad de comprar más adelante, como por ejemplo la reedición de un libro descatalogado, o porque es un proyecto que creemos debe estar disponible para el público, mediante un proyecto de donación podemos hacer realidad el sueño de algún emprendedor.

Crowdfunding a cambio de una recompensa

En esta modalidad el dinero que ponemos nos es devuelto con el producto y algún beneficio por haber confiado en el producto antes que nadie, como más niveles si el proyecto es un videojuego, o nos dan una recompensa simbólica por haber ayudado a hacer realidad el proyecto como, por ejemplo, que se mencione nuestro nombre en los agradecimientos de un programa de radio.

Crowdfunding equity

Se suele utilizar para financiar una start up que nos despierte interés y pasa por comprar acciones de la misma, con lo que es una modalidad que realmente se parece mucho a la inversión tradicional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *