Frugalidad

Frugalidad como virtud

Este post trata sobre la Frugalidad como virtud. Las  personas tienen la idea errada que para tener dinero se debe abandonar la familia y dedicarle todo el tiempo al trabajo., al final de todo se renuncia a la felicidad para ser rico. Este es un pensamiento absolutista y solo muestra una parte de la realidad. Solo aquellas personas que viven sin frugalidad y se centran en el dinero podrían llegar a ser muy infelices.

 

Definición de Frugalidad

Se entiende por frugalidad: la adquisición de bienes y servicios de manera mesurada y recursiva usando bienes y servicios propios para conseguir objetivos a largo plazo usando como estrategia la reducción de residuos frenando hábitos costosos, suprimir gratificaciones instantáneas, buscar la eficiencia económica, evitar normas sociales contaminantes y caras, apoyar las opciones libres y gratuitas, y estar bien informado sobre circunstancias locales y características de los productos y servicios consumidos.

La frugalidad pretende como tal, brindar una alternativa al consumismo, y por tanto, mejorar el estilo de vida de las personas. Cuando uno es frugal, optimiza los recursos de cualquier tipo (dinero, tiempo…) de tal manera que el resultado sea vivir de manera holgada y controlar la mente para evitar gastar dichos recursos en lo innecesario.

Robert Kiyosaki en su gran obra; Padre Rico Padre Pobre, nos dice que nunca debemos trabajar por el dinero, debemos trabajar con el objetivo de aprender y el dinero llegará solo. Las personas que solo piensan en dinero son tremendamente pobres. Una persona verdaderamente  abundante solo gasta el dinero en lo que pueda traer un verdadero bienestar para él y para los demás

Que es el dinero

El dinero es el medio moderno para conseguir los bienes que necesitamos. De esa manera debemos verlo. Al aferrarnos a él, nuestro marco mental esta distorsionado

A continuación te presento una serie de recomendaciones para tener una verdadera abundancia:

Se deben Adquirir inversiones, no obligaciones.

Equivocadamente adquirimos cosas a crédito y prácticamente comprometemos nuestros  ingresos futuros. Estos debe a  gastar lo que no tenemos aun en bienes que pierden su valor en el tiempo.

Es recomendable hacer inversiones, comprar activos que se revaloricen en el tiempo.

El dinero se debe invertir y utilizar razonablemente para dar frutos certeros.

La persona se debe hacer cargo de su propio negocio, no un empleado asalariado.

La educación financiera es muy importante y ésta no se enseña en las escuelas. Se debe hacer lo mismo que hacen las grandes corporaciones: primero se debe ganar, luego gastar y por último pagar impuestos.

El ahorro de dinero no conduce directamente a la riqueza, hay que desarrollar “activos” reales. Cada uno debe enfocarse en “el propio negocio”.

“No gastes más que en lo que pueda hacer el bien a otros o a ti mismo.  No desperdicies nada”

Benjamín Franklin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *