La Culpa y el Resentimiento

La Culpa y el Resentimiento frenan el progreso

La Culpa y el Resentimiento frenan el progreso. El primer paso a una desilusión es ponerle expectativas al futuro.

Las cosas generalmente no resultan exactamente como deseamos y soñamos que van a hacer y casi inmediatamente aparece la inconformidad en nuestros corazones.

No es malo visualizar, todo lo contrario, nos conecta inmediatamente con el camino hacia la consecución de la visión, sin embargo, una vez que ponemos el trabajo y hacemos lo que estaba en nuestras manos, necesitamos desapegarnos al resultado porque ya está fuera de control.

Todo resultado estuvo en algún momento fuera de control, así es la vida. A los gerentes se nos enseña, que si ponemos controles, precauciones, las cosas van a resultar exactamente como se esperaba, pero NO, con prevención nos podemos acercar a la visión, pero en algún momento perdemos control sobre el resultado mismo y por lo general, no obtenemos exactamente lo que pensábamos que iba a resultar.

Y ¿Qué emociones desencadenan las diferencias entre lo que esperábamos y lo que obtenemos?

Lo intangible puede frenar a lo tangible. Es lógico entender como empresarios y ejecutivos en su mayoría, no toman en cuenta, la salud emocional de su gente, es claro, No es algo tangible, no se puede medir, muchas veces la gente no lo deja ver.

Sin embargo, es importante tomar en cuenta este factor limitante de la producción. Tiene que ver con tener la energía dividida, estamos en nuestro trabajo y nuestra mente se va a eventos que nos mantiene atados, anclados, es decir metemos nuestra energía allá, en aquel evento del pasado y perdemos el foco de lo que estamos haciendo. Esta es pérdida de energía que se podría utilizar para producir más.

Te has preguntado ¿Cuántos minutos, horas, etc. Pierde la gente cuando no está presente, no hablo solo físicamente, sino mental y emocionalmente, con lo que está haciendo. Ese tiempo distraído, representan grandes cantidades de dinero perdido.

Miremos esto un poco más…

La educación forma las bases sobre las cuales se forman todas esas expectativas, comenzamos de esa manera a formarnos una plataforma sobre la cual DEBEN girar las cosas y cuando no sucede de la manera que establecimos de forma fantasiosa, en nuestra mente, en nuestra imaginación, nos sentimos traicionados por ellos o por nosotros mismos.

Hemos aprendidos, que para ser buenas personas DEBEMOS hacer ciertas cosas, no matar, trabajar y mantener la familia, no pegar a otro ser humano, ser estudioso, no contradecir a los padres, que no sufran por nuestra causa, etc. Si por alguna razón violentamos esa AUTOIMÁGEN que hemos formado de nosotros mismos con base en nuestro sistema de creencias, nuestros principios y valores, educativos, patrones morales, religiosos, etc. aparece la CULPA, EL AUTOCASTIGO, como una manera de pagar por lo que hemos hecho, por supuesto, todo esto apoyado por la programación generalizada, que sólo se aprende a través del CASTIGO.

LA CULPA aparece como el resultado inconsciente que querer seguir siendo bueno, ya que las personas que hacen ese tipo de cosas “INDEBIDAS” y no les afecta emocionalmente son MALOS. Ejemplo si yo mato a un perrito y luego no me siento dolido de haberlo hecho, es decir, CULPABLE, pasaría a la categoría de las MALAS PERSONAS a las que no les importa. Para evitar esto, el ser humano en forma inconsciente se siente CULPABLE para no pasar a la categoría de MALAS personas. Culpa es el precio que se paga, para dejar saldada esa MALA acción.

La verdad es que muchas veces de haberse sentido culpable se aprende a no hacerlo otra vez, sin embargo no es necesaria la CULPA para aprender, esto es opcional, LA CULPA no hace a los seres humanos mejores, lo que hace progresar es el aprendizaje que se le saca a la experiencia, sentirse culpable no le devuelve la vida al perrito.

Cometer un error es propio de los seres humanos, es inútil el tratar de no cometerlos, y con una conciencia positiva, el error no es tan importante como la actitud que se asume ante el error cometido, asumir una actitud de aprendizaje ante el error es lo más inteligente, deshacerse del dolor que ocasiona la culpa es también lo más inteligente.

Muchas veces observaremos que la gente que utiliza la culpa, vuelve a cometer los mismos errores, porque sabe en forma INCONSCIENTE que puede volver a pagar el precio sintiéndose CULPABLE.

Cuando otra persona hace algo inesperado, que no va de acuerdo a nuestros patrones preestablecidos de como ELLOS DEBERÍAN ser, aparece el RESENTIMIENTO.

este tema, será el objeto de nuestro próximo artículo así como también, como podemos hacer para liberarnos de culpa y resentimiento. Nos vemos en la próxima.

En estos días, una amiga lectora de nuestra página de Liderazgo y Mercadeo, cuyo nombre Cambiaré por razones de preservar su identidad.

Ella me planteaba en su caso, que la empresa en la que trabaja su esposo, le planteó un cambio de ciudad y otras condiciones de trabajo, para lo cual ella se preparó, sacando a sus hijos del colegio, ella renunciando a su trabajo como catedrática en la Universidad, comprando pasajes a tiempo, etc. y después de todo esto la empresa canceló el traslado de su esposo, generando en ella cierta perturbación y rabia. Ella me preguntaba ¿Cómo hacía para no sucumbir ante ese resentimiento?.

Esta fue mi respuesta… Ojalá sirva para cualquier otro evento que los lectores puedan vivir…

Hola Carolina…

Gracias por comunicarte conmigo y agradezco tu confianza.

Sabes… La segunda parte del escrito “La culpa y el Resentimiento Frenan el Progreso” precisamente se trata de Resentimiento.

Culpa y Resentimiento se crean por un mecanismo interno muy parecido, la diferencia radica en que, Culpa es un sentimiento negativo dirigido en contra de ti misma y Resentimiento es un sentimiento negativo dirigido en contra de otra persona( institución, grupos de personas, Dios, etc). Lo que si no cambia para ambos, es que lo seguro es que, siempre daña al que lo siente, es decir tu.

El resentimiento sirve como descarga emocional, ya que los seres humanos nunca hacen nada sin obtener un beneficio, en este caso específico el beneficio es que te mantienes en tu razón que ellos actuaron de manera incorrecta, cosa que puede ser cierta, pero de que te vale tener la razón si con ello vas a estar mal.

El resentimiento que sientes, no solo te duele, si no que también te mete bajo el control de quien provocó la acción por la cual te sientes resentida, en pocas palabras, ahora mismo, emocionalmente, tu estás bajo el control de la empresa, además que controla el sueldo de tu Marido y el nivel de vida que puedes llevar.

Si lo ves fríamente, no puedes permitirte el lujo, que otros controlen tus emociones de esa manera, necesitas recuperar tu control y volver a sentirte segura de las decisiones que tomas de aquí en adelante.

La verdad cruda es que, te sientes víctima de lo que te Hicieron pero… Víctima es lo contrario a ser Responsable… Víctima es la persona a quien la vida le sucede.

Fíjate… El desencanto lo provocó la empresa, sin embargo, el origen de el, del desencanto, eres tu, por favor no te sientas atacada, solo estoy, mirando las cosas desde afuera y te podrías sentir muy bien de ver de que manera fuiste tu responsable por lo que pasó o en todo caso por crear los sentimientos que estás experimentando.

Aparentemente tu hiciste lo correcto, al tomar las suficientes previsiones, para que a la hora del viaje todo estuviese como debe ser, hasta allí, fuiste un líder responsable, sin embargo, el punto clave está en que, TE APEGASTE AL RESULTADO, y sabes algo, los apegos no funcionan.

¿Qué es un apego?

Cuando pongo mi felicidad a expensas de algo que está fuera de mi.

En tu caso, felicidad significaba, que la empresa cumpliera al enviar a tu esposo a otro sitio, con el mejor sueldo o mejores condiciones, etc.

Sabes te apegaste a ese resultado en forma rígida, y al no suceder así, surge la sorpresa, la desilusión, un choque duro a tus expectativas.

El problema que experimenta la mayoría de los gerentes, estrés, se debe a que le han enseñado, que si lo planean todo al dedillo, el resultado debe ser el que esperan… Esto no es así. Siempre hay alguna diferencia entre lo que se planea y lo que se obtiene… Esto causa desilusión. Pero el resultado no es el problema, donde está el problema es en quien se apegó a que el resultado tuviese que ser rígidamente como se esperaba… Así pues, el problema está en el apego por el resultado, el problema está en quien genera este apego… El Gerente.

Cuando una persona, planea algo y lo planea bien, tiene mayor probabilidad de acercarse al resultado y eso es tremendamente bueno, pero nunca se puede esperar la perfección, nos tenemos que dar un margen de flexibilidad en lo que esperamos y tener la suficiente comprensión que las cosas resultan de alguna manera diferentes.

Pues bien, no debes culparte por esto tampoco, hiciste lo mejor que podías con lo que sabías, la empresa también, recuerda está dirigida por seres humanos, haciendo lo mejor que pueden con lo que saben bajo las circunstancias que lo afectan.

Tu lo hiciste impecable todo lo que concierne a la previsión fuera de ti, dentro de ti ya aprendiste con esta experiencia a soltar el apego por la forma como deben suceder las cosas… En fin las cosas suceden como suceden y no como nos gusta que sean. De nuevo te repito así es la vida.

¿Qué te queda ahora?

Fortalecerte, mirar más profundo y dar gracias a Dios por esta experiencia y oportunidad de aprender, aunque sea a través del dolor.

La empresa no es culpable… Es responsable por lo que sucedió y ellos tendrán que cargar por la negatividad que generaron, tu no te tienes que preocupar por esto, por tomar venganza.

Ya verás las bendiciones que aparecerán en tu vida si eres agradecida, mejor trabajo para ti y tu esposo, mejores colegios para tus hijos y por sobre todas las cosas, un aprendizaje que solo tu y tu familia están experimentando y eso es un privilegio.

Ahora mira como generamos el resentimiento.

Con todo lo que nos rodea, creamos una imagen proyectada de como DEBERÍAN ser las cosas, esta imagen proyectada va en función a nuestro valores, educación, costumbres, etc. de como ellos deberían ser.

¿Quién crea esa imagen proyectada? Nosotros mismos y allí empieza nuestra responsabilidad sobre todos los resentimientos que creamos contra otros.

Por supuesto que resulta muy complicado vivir en una sociedad sin Principios ni Valores, ellos guían un comportamiento armónico. Sin embargo, no nos podemos apegar a ultranza a ellos, sobre todo cuando se trata de los demás, no podemos controlar lo que los demás hacen.

Entonces, Creamos una Imagen Proyectada y luego si alguien viola con su acción la imagen proyectada que tenemos sobre ellos, nos sorprenden negativamente y creamos dentro de nosotros RESENTIMIENTO.

Pero fíjate, para que exista el Resentimiento tienen que coexistir dos cosas… Una imagen proyectada y una Acción que viole la imagen proyectada.

Te voy a desmenuzar la palabra RESENTIMIENTO…

RE: Volver a…
SENTI: Sentir…
MIENTO: la mentira…

Por supuesto, que esto no es lo que significa la palabra resentimiento, pero…

¿En dónde está la mentira… En La Acción o en la Imagen Proyectada por nosotros sobre esa persona?

En la Imagen Proyectada… ¿Quién la creo?… Nosotros mismos y somos responsables por lo que sentimos.

¿Cómo me libero del resentimiento que siento?

¿Puedo hacer algo con la Acción? No, porque está en el pasado y además no está en nosotros poderlo corregir.

¿Y qué pasa cuando queremos que la otra persona cambie? Termina por lo general… Resintiéndonos, porque a la mayoría de la gente no le gusta que lo estén tratando de cambiar.

Lo único que nos queda es modificar nuestra imagen proyectada, haciéndola mas flexible, considerando posible las posible diferencias entre lo que esperamos de los demás y lo que es el resultado.

En conclusión… Soltar el APEGO POR EL RESULTADO… Cambiar nuestra imagen proyectada sobre las personas. Flexibilidad con nosotros mismos y con los demás. No queda otra, a menos que quieras apegarte a querer tener la Razón. No vale la pena, la única meta que vale la pena en la vida es ser Feliz, las demás son subalternas.

¿Cuáles son las personas a las que les guardamos mas resentimiento?

A las que mas queremos… ¿Por qué? Por que esperamos mas de ellas, una imagen proyectada hacia ellos mas rígida.

¿A quién no le guardamos NADA de resentimiento? A las perfectas… Y ellas ya no están en el planeta… Son ángeles

En estos días, una amiga lectora de nuestra página de Liderazgo y Mercadeo, cuyo nombre Cambiaré por razones de preservar su identidad.

Ella me planteaba en su caso, que la empresa en la que trabaja su esposo, le planteó un cambio de ciudad y otras condiciones de trabajo, para lo cual ella se preparó, sacando a sus hijos del colegio, ella renunciando a su trabajo como catedrática en la Universidad, comprando pasajes a tiempo, etc. y después de todo esto la empresa canceló el traslado de su esposo, generando en ella cierta perturbación y rabia. Ella me preguntaba ¿Cómo hacía para no sucumbir ante ese resentimiento?.

Esta fue mi respuesta… Ojalá sirva para cualquier otro evento que los lectores puedan vivir…

Hola Carolina…

Gracias por comunicarte conmigo y agradezco tu confianza.

Sabes… La segunda parte del escrito “La culpa y el Resentimiento Frenan el Progreso” precisamente se trata de Resentimiento.

Culpa y Resentimiento se crean por un mecanismo interno muy parecido, la diferencia radica en que, Culpa es un sentimiento negativo dirigido en contra de ti misma y Resentimiento es un sentimiento negativo dirigido en contra de otra persona( institución, grupos de personas, Dios, etc). Lo que si no cambia para ambos, es que lo seguro es que, siempre daña al que lo siente, es decir tu.

El resentimiento sirve como descarga emocional, ya que los seres humanos nunca hacen nada sin obtener un beneficio, en este caso específico el beneficio es que te mantienes en tu razón que ellos actuaron de manera incorrecta, cosa que puede ser cierta, pero de que te vale tener la razón si con ello vas a estar mal.

El resentimiento que sientes, no solo te duele, si no que también te mete bajo el control de quien provocó la acción por la cual te sientes resentida, en pocas palabras, ahora mismo, emocionalmente, tu estás bajo el control de la empresa, además que controla el sueldo de tu Marido y el nivel de vida que puedes llevar.

Si lo ves fríamente, no puedes permitirte el lujo, que otros controlen tus emociones de esa manera, necesitas recuperar tu control y volver a sentirte segura de las decisiones que tomas de aquí en adelante.

La verdad cruda es que, te sientes víctima de lo que te Hicieron pero… Víctima es lo contrario a ser Responsable… Víctima es la persona a quien la vida le sucede.

Fíjate… El desencanto lo provocó la empresa, sin embargo, el origen de el, del desencanto, eres tu, por favor no te sientas atacada, solo estoy, mirando las cosas desde afuera y te podrías sentir muy bien de ver de que manera fuiste tu responsable por lo que pasó o en todo caso por crear los sentimientos que estás experimentando.

Aparentemente tu hiciste lo correcto, al tomar las suficientes previsiones, para que a la hora del viaje todo estuviese como debe ser, hasta allí, fuiste un líder responsable, sin embargo, el punto clave está en que, TE APEGASTE AL RESULTADO, y sabes algo, los apegos no funcionan.

¿Qué es un apego?

Cuando pongo mi felicidad a expensas de algo que está fuera de mi.

En tu caso, felicidad significaba, que la empresa cumpliera al enviar a tu esposo a otro sitio, con el mejor sueldo o mejores condiciones, etc.

Sabes te apegaste a ese resultado en forma rígida, y al no suceder así, surge la sorpresa, la desilusión, un choque duro a tus expectativas.

El problema que experimenta la mayoría de los gerentes, estrés, se debe a que le han enseñado, que si lo planean todo al dedillo, el resultado debe ser el que esperan… Esto no es así. Siempre hay alguna diferencia entre lo que se planea y lo que se obtiene… Esto causa desilusión. Pero el resultado no es el problema, donde está el problema es en quien se apegó a que el resultado tuviese que ser rígidamente como se esperaba… Así pues, el problema está en el apego por el resultado, el problema está en quien genera este apego… El Gerente.

Cuando una persona, planea algo y lo planea bien, tiene mayor probabilidad de acercarse al resultado y eso es tremendamente bueno, pero nunca se puede esperar la perfección, nos tenemos que dar un margen de flexibilidad en lo que esperamos y tener la suficiente comprensión que las cosas resultan de alguna manera diferentes.

Pues bien, no debes culparte por esto tampoco, hiciste lo mejor que podías con lo que sabías, la empresa también, recuerda está dirigida por seres humanos, haciendo lo mejor que pueden con lo que saben bajo las circunstancias que lo afectan.

Tu lo hiciste impecable todo lo que concierne a la previsión fuera de ti, dentro de ti ya aprendiste con esta experiencia a soltar el apego por la forma como deben suceder las cosas… En fin las cosas suceden como suceden y no como nos gusta que sean. De nuevo te repito así es la vida.

¿Qué te queda ahora?

Fortalecerte, mirar más profundo y dar gracias a Dios por esta experiencia y oportunidad de aprender, aunque sea a través del dolor.

La empresa no es culpable… Es responsable por lo que sucedió y ellos tendrán que cargar por la negatividad que generaron, tu no te tienes que preocupar por esto, por tomar venganza.

Ya verás las bendiciones que aparecerán en tu vida si eres agradecida, mejor trabajo para ti y tu esposo, mejores colegios para tus hijos y por sobre todas las cosas, un aprendizaje que solo tu y tu familia están experimentando y eso es un privilegio.

Ahora mira como generamos el resentimiento.

Con todo lo que nos rodea, creamos una imagen proyectada de como DEBERÍAN ser las cosas, esta imagen proyectada va en función a nuestro valores, educación, costumbres, etc. de como ellos deberían ser.

¿Quién crea esa imagen proyectada? Nosotros mismos y allí empieza nuestra responsabilidad sobre todos los resentimientos que creamos contra otros.

Por supuesto que resulta muy complicado vivir en una sociedad sin Principios ni Valores, ellos guían un comportamiento armónico. Sin embargo, no nos podemos apegar a ultranza a ellos, sobre todo cuando se trata de los demás, no podemos controlar lo que los demás hacen.

Entonces, Creamos una Imagen Proyectada y luego si alguien viola con su acción la imagen proyectada que tenemos sobre ellos, nos sorprenden negativamente y creamos dentro de nosotros RESENTIMIENTO.

Pero fíjate, para que exista el Resentimiento tienen que coexistir dos cosas… Una imagen proyectada y una Acción que viole la imagen proyectada.

Te voy a desmenuzar la palabra RESENTIMIENTO…

RE: Volver a…
SENTI: Sentir…
MIENTO: la mentira…

Por supuesto, que esto no es lo que significa la palabra resentimiento, pero…

¿En dónde está la mentira… En La Acción o en la Imagen Proyectada por nosotros sobre esa persona?

En la Imagen Proyectada… ¿Quién la creo?… Nosotros mismos y somos responsables por lo que sentimos.

¿Cómo me libero del resentimiento que siento?

¿Puedo hacer algo con la Acción? No, porque está en el pasado y además no está en nosotros poderlo corregir.

¿Y qué pasa cuando queremos que la otra persona cambie? Termina por lo general… Resintiéndonos, porque a la mayoría de la gente no le gusta que lo estén tratando de cambiar.

Lo único que nos queda es modificar nuestra imagen proyectada, haciéndola mas flexible, considerando posible las posible diferencias entre lo que esperamos de los demás y lo que es el resultado.

En conclusión… Soltar el APEGO POR EL RESULTADO… Cambiar nuestra imagen proyectada sobre las personas. Flexibilidad con nosotros mismos y con los demás. No queda otra, a menos que quieras apegarte a querer tener la Razón. No vale la pena, la única meta que vale la pena en la vida es ser Feliz, las demás son subalternas.

¿Cuáles son las personas a las que les guardamos mas resentimiento?

A las que mas queremos… ¿Por qué? Por que esperamos mas de ellas, una imagen proyectada hacia ellos mas rígida.

¿A quién no le guardamos NADA de resentimiento? A las perfectas… Y ellas ya no están en el planeta… Son ángeles

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *