La evolución del marketing digital en 2020

La evolución del marketing digital en 2020

 

El marketing es una disciplina en constante evolución. De hecho, desde la irrupción de Internet hace ya más de dos décadas, ha experimentado multitud de vertiginosos cambios que obligan a las empresas a adaptarse con la mayor celeridad posible. Pero, ¿hacia dónde se encamina en estos momentos? Aquí vamos a tratar de mostrarlo.

Del marketing convencional… al marketing conversacional

El marketing conversacional es una disciplina que se centra en la relación y la interacción con los clientes en tiempo real. Para ello, se utilizan chats en vivo, soportes telefónicos… pero sin intermediación humana. Los bots, un software de voz automatizado basado en inteligencia artificial, son los responsables de contestar las preguntas de los usuarios y de satisfacer sus necesidades en cada momento. Sin duda, los altavoces inteligentes están siendo de gran ayuda en este sentido.

Por su parte, y aunque aún no sea una realidad de pleno derecho, muy pronto vamos a asistir a la plena implantación del 5G. De hecho, se espera que a lo largo de 2021 este proceso haya culminado en muchos países. La velocidad de procesamiento de datos y de permanecer conectados en todo momento supondrá otra prueba de fuego para la capacidad de adaptación de las empresas.

También se prevé un incremento en el uso de las redes sociales, lo que parece incluso complicado. Actualmente, se estima que cada usuario de Internet posee, de media, 3,7 perfiles y que el 97 % accede a ellos a diario. Está claro que estos medios suponen uno de los ejes fundamentales del marketing online desde hace algún tiempo, pero en el futuro lo serán aún más.

La nueva gestión de las empresas online

Ahora bien, el futuro más cercano también va a cambiar la forma en la que las empresas funcionan y se gestionan a sí mismas desde un plano meramente económico. Por ejemplo, cada vez es más habitual que los emprendedores opten por elegir un neobanco para su cuenta bancaria en lugar de apostar por un banco convencional. =

¿El motivo? Estos bancos operan totalmente a través de Internet, es decir, carecen de sucursales físicas. Esto permite a sus usuarios realizar cómodamente cualquier operación cuándo y cómo deseen desde su dispositivo móvil. Y, lo mejor de todo, sin tener que pagar comisiones. Incluso son capaces de ofrecer opciones de financiación a tipos de interés aún más interesantes.

En definitiva, parece que la nueva década que acaba de empezar va a estar cargadas de cambios para el marketing digital y para las empresas que se dedican a cualquiera de los modelos de negocio virtuales que posibilita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *