La Motivación como una Fuente de Desarrollo Personal

La Motivación como una Fuente de Desarrollo Personal

La Motivación como una Fuente de Desarrollo Personal. En la actualidad el grado de dificultad para motivar a una persona se ha incrementado debido a la perdida de valores, la precaria situación económica en la que viven, la falta de unión familiar y social y sobre todo la incertidumbre del mañana. No es fácil hacer un diagnostico de cual de las causas anteriores es la que más afecta a la persona en su comportamiento y la falta de visión para lograr un futuro mas promisorio.

La motivación juega un papel muy importante en el comportamiento y el actuar de quien la acepta como un medio para continuar un camino con una visión clara, aunque las adversidades se presenten con mayor frecuencia; se presentan con mayor frecuencia por una situación cambiante que esta fuera de su control y por tal motivo su nivel de frustración se incrementa con la misma frecuencia que se presentan las situaciones adversas.

La automotivación es un medio de llegar a controlar o disminuir los niveles de frustración provocados por los agentes externos, principales causantes de esta emoción. Generalmente cuando los agentes son internos el control que se tiene sobre ellos es mayor y el grado de dificultad para lograr el control es menor.

Pero, ¿cómo podemos lograr la automotivacion personal? Se ha escrito mucho sobre el tema, con mucho idealismo, filosofía e inclusive con casos reales de la vida. No es fácil tomar los ejemplos de los demás, cuando los sucesos ocurren en nosotros, no existe una formula para solucionarlo en base a experiencias de otros; los sentimientos personales nunca son iguales y por ende las soluciones no son las mismas.

La automotivacion nos ayuda, en base a nuestros sentimientos, a encontrar soluciones acordes a nuestro sentir, pero lo más importante es el compartir ese sentimiento para lograr atraer lo deseado con la ayuda de las personas que nos rodean. Esto esta basado en que las personas que actúan conforme a un sentimiento honesto y para el bien de los demás, encuentran respuesta de los que los rodean.

La motivación provoca que las personas incrementen el deseo de logro, lo cual hace que su visión sea más clara y firme y no se pierda con el correr del tiempo o que un fracaso le impida seguir adelante. Es muy difícil en la vida real el que las frustraciones no afecten esa visión, pero cuando se tiene la autoestima cimentada con la motivación externa constante difícilmente se pierde el deseo de obtener los resultados deseados.

Difícil es levantar a las personas cuando el desanimo les embarga, se crea una coraza que no permite alimentar la autoestima y solo aceptan incrementar su frustración culpando a otros o a un sistema de sus fracasos; recuerdo una frase de san francisco de Asís, palabras mas palabras menos, “empieza haciendo lo necesario, después haz lo posible y pronto estarás haciendo hasta lo imposible”. Lo más difícil es empezar.

Al través de los años he visto personas crecer después de una caída estrepitosa y cuando les pregunto cómo lo hicieron generalmente su respuesta ha sido “Me quiero y se que lo puedo hacer”, parece muy sencillo, pero también me contestan: la constancia y la perseverancia son las armas que mas ocupo aunado la automotivacion constante. ¿Es necesario caer hasta lo más profundo para sacar de nosotros lo mejor y crecer fortalecidos?.

Desgraciadamente en la realidad ante tantas adversidades es cada día mas difícil motivar a las personas a realizar sus sueños; la situación económica actual, los problemas familiares, la delincuencia y la impunidad son causa de que se cree un ambiente de incertidumbre que evita que se enfoquen en la realización de dicho sueño; terminan por dar prioridad a los problemas cotidianos que en ocasiones son de tal magnitud que hacen que se desmotiven y sigan su camino esperando nada mas lo que les depara el destino.

Hace algún tiempo me preguntó un cliente ¿Cuál es el motivo por el cual las personas después de tomar un curso que incluye motivación decaen a los pocos días? Mi respuesta fue que dichos cursos sólo se enfocan a motivar a las personas en ese momento para que escuchen una platica con una metodología temática fuera de toda realidad y no los dejan participar con los problemas reales que les aquejan, el expositor sólo desea que aprendan lo que el considera lo mejor, olvidando la problemática real de las personas participantes, ya sea personal o de la empresa.

Cuando las personas externan sus opiniones, de casos reales por supuesto, estas se motivan a seguir adelante puesto que encuentran generalmente el apoyo necesario del expositor dada su experiencia o pueden verse reflejados en los problemas de otros. Desgraciadamente en ocasiones el resto del grupo actúa en forma burlona provocando que el “soñador” desista de continuar adelante. No olviden que toda la tecnología actual esta basada en sueños de alguien que le importó poco los comentarios externos.

Otro de los factores que influyen para que la personas no desarrollen su visión o sueño es la falta de aceptación del resto por envidia o porque simplemente no desean que otra persona triunfe o inclusive argumentan que ellos ya habían tenido la idea pero les faltó valor para ponerla en práctica. La motivación individual se puede ver afectada cuando suceden estos eventos.

La motivación interna, llámese automotivacion, puede llegar a ser tan fuerte que rompe las barreras impuestas por los demás u obstáculos externos, pero para lograrlo se debe tener una fuerza de voluntad inquebrantable que no se desmorone ante cualquier fracaso que se le presente. Y la pregunta más importante ¿Cómo lograrlo? No existe una formula secreta ni varita mágica que nos de el camino a seguir, una persona motivada encuentra el camino en base a su intuición, perseverancia y constancia que tenga en la consecución del objetivo. El sueño debe de ser lo más apegado a la realidad; sueños imposibles ocasionan frustración total.

El cómo debemos automotivarnos es la parte más difícil del proceso, generalmente existen muchos recuerdos de nuestro pasado o los temores infundados del “yo no puedo” impiden llevar a cabo el desarrollo interno; si logramos dejar el pasado en el pasado hemos avanzado hacia el logro del sueño u objetivo, posterior a esto es necesario continuar buscando motivación externa que reafirmará el deseo de seguir adelante. Las personas que nos rodean son en ocasiones las que nos hacen subir o acabar con el sueño; no olvidemos que en la vida es muy importante rodearse de personas afines o con mayores conocimientos y expectativas que los propios.

No es fácil encontrar el punto de partida adecuado para lograr lo anterior, pero si no iniciamos hoy será mas difícil cada día lograrlo; es necesario facilitarnos a nosotros mismos el camino evitando conmiserarnos incrementando aun más nuestro ya pesada carga de negatividades ante la vida.

Como conclusión les puedo comentar que la motivación es un factor muy importante en nuestras vidas, es el motor que nos impulsa a continuar creciendo internamente y externamente, en lo familiar y en los negocios; si la tienes sigue adelante, en caso contrario es recomendable buscar donde y con quien iniciar un proceso motivacional.

El deseo de superación va ligado a un alto grado de motivación que puede ser externa o a la llamada automotivación que depende del grado de seguridad y deseo de logro de las personas; considero que la mas importante es la automotivación por la constante aplicación de la misma en nosotros mismos, no así la externa que depende de la observación y apreciación de nuestros hechos por la o las personas que nos proporcionan dicha motivación.

Para lograr incrementar nuestra estima es necesario llevar a cabo una disciplina en nuestro comportamiento y actuar en nuestra vida cotidiana y esto se logra con lo que yo denomino “EL PAQUETE DE ORDENES”.

Antes de explicar este punto me permito hacer una analogía con la empresa o familia; en nuestro trabajo cotidiano siempre estamos realizando actividades que son indicadas por una orden ya sea verbal o escrita, por ej. órdenes de producción, de realizar juntas, de visitar clientes, de emitir reportes, etc. con la finalidad de obtener ciertos beneficios para la empresa o inclusive personales; todo en nuestro entorno está basado en órdenes ya sea directas o indirectas, de negocios o familia, pero, ¿que pasa con nuestra persona? No sabemos darle órdenes, solo aceptamos las exteriores provenientes de otras personas. Cabe mencionar que cuando recibimos la motivación externa generalmente ésta es efímera.

Pues bien, vamos a explicar como podemos poner en práctica nuestro PAQUETE DE OREDENES; así como recibimos órdenes del exterior vamos aprender a recibirlas de nosotros mismos para crecer y lograr nuestros sueños.

Las órdenes principales que debemos darnos son:

  • Debo controlar mis emociones
  • Debo tomar decisiones
  • Debo olvidar las cosas que me hacen daño
  • Debo ser propositivo
  • Debo afrontar mi realidad
  • Debo aceptarme como soy
  • Debo confiar en mi
  • Debo comunicarme
  • Debo reír
  • Debo comprender
  • Debo compartir
  • Debo fijar objetivos
  • Debo ser creativo
  • Debo ser honesto
  • Debo ser leal
  • Debo ser feliz
  • Debo amar

Podemos enunciar más órdenes que debo cumplir, pero por el momento si empezamos a poner en práctica estas, con disciplina y constancia podemos lograr iniciar el cambio de hábitos en nuestra vida. Muchas personas podrán decir que son temas muy trillados pero, ¿las hemos puesto en práctica?.

No es fácil iniciar un cambio en nuestras vidas, la resistencia al cambio nos frena y más cuando no hay un compromiso consigo mismo. Realmente cuando aprendemos a modificar nuestra actitud ante nosotros mismos y los demás nos daremos cuenta de que vale la pena y que de esta forma lograremos cumplir nuestros objetivos.

Desgraciadamente es más fácil criticar, envidiar e inclusive dañar a quienes en su afán de ser mejores nos demuestran que sí se puede, en vez de imitar y mejorar los logros de ellos y de esta forma ser mejores. El día que aprendamos de los demás y lo pongamos en práctica será el momento en que veremos nuestro crecimiento. DESGRACIADAMENTE ES MAS FACIL CRITICAR QUE ENRIQUECER.

Se ha demostrado que una persona con una alta autoestima logra romper barreras que encuentra en su camino con mayor facilidad que los que no la tienen; es más fácil caminar por la vida aun con tantas adversidades como se presentan en la actualidad.

La motivación externa generalmente nos ayuda a incrementar la autoestima, pero debemos aprender a mantenernos con ella en los momentos de fracasos en que la motivación externa está ausente e inclusive cuando ésta se torna negativa. En los momentos difíciles de nuestra vida es cuando realmente nos damos cuenta de qué tanto estamos automotivados o sólo lo sentimos cuando estamos logrando éxitos. Es frecuente en las personas un estado de euforia en momentos de gloria y depresión en los de fracaso.

Cabe mencionar que cuando las adversidades se presentan es difícil de lograr el control de las emociones y generalmente se cae en estados de ánimo que hacen que las personas o algunas de ellas lleguen a la depresión. Poniendo en práctica EL PAQUETE DE ORDENES en forma cotidiana se logra un control más efectivo sobre las mismas.

Mucho se habla sobre como manejar la autoestima, por mi parte sólo les puedo decir que el grado de dificultad para mantenerla en un estado controlable y efectiva será directamente proporcional al estado depresivo que permitamos que nos embargue.

Como punto final debo de mencionar que la autoestima es un estado de ánimo que puede ser controlable siempre y cuando no perdamos de vista nuestro objetivo y estemos concientes de que todo reto tiene sus tropiezos y que cada fracaso debe ser una experiencia y cada éxito, por más pequeño que sea, un aliciente para seguir adelante.

Para lograr la automotivación en primer lugar debemos estar convencidos de que la motivación esta dentro de nosotros, como segundo lugar debemos conocer nuestras fuerzas y debilidades, saber realmente lo que deseamos, cuestionarnos con sinceridad hacia donde deseamos ir, el objetivo y que estoy haciendo para lograrlo.

Una de las preguntas mas frecuentes que nos hacemos es: ¿Dónde inicio?, aquí es donde debemos cuestionarnos ¿que es lo que mas me satisface actualmente?, si encontramos la respuesta ya sabemos donde iniciar, lo que satisface genera placer y se realiza bien por tanto tenemos una fuerza ante las adversidades que se presenten. Las debilidades detectadas en nuestro cuestionamiento pueden ser superadas por la satisfacción que da el hacer las cosas con gusto y con una visión clara de hacia donde vamos.

Otro de los puntos claves dentro del cuestionamiento que nos hacemos internamente es el mantener el compromiso que asumimos cuando definimos el objetivo. Es muy fácil romper el compromiso ante las adversidades y lo que es peor aun, retrocedemos y nos alejamos de nuestra meta; el compromiso se alimenta con la pasión que le ponemos a las cosas que desarrollamos.

El realizar nuestras actividades, por mas pequeñas que sean, con pasión nos garantiza que se llevaran a cabo correctamente y con los resultados esperados; el problemas es que es muy fácil perder la pasión por hacer las cosas bien desde la primera vez por las fuerzas externas que nos asechan, por ej. las envidias, los temores, el grado de dificultad para realizar las tareas, la desconfianza, etc. si logamos mantener el compromiso, la constancia facilitará el logro del objetivo.

Por otra parte la fe, el deseo profundo de logro y la seguridad personal nos dan como resultado la perseverancia para alcanzar la meta; es el resultado de la conjunción del compromiso y la constancia para lograr la meta impuesta.

Cuando hablamos de estos temas el primer paso es la definición de la meta y comprometernos, pero en este punto la mayoría de las personas fracasan por el grado de dificultad que implica el cambio de hábitos. El compromiso implica modificar nuestro actuar cotidiano, es enfocarnos a lo deseado, es cambiar nuestra actitud, es desear el éxito. Esto significa sacrificio y no todos estamos dispuestos a llevarlo a cabo.

Si logramos comprometernos, el siguiente paso es agregarle mucha pasión a nuestro quehacer, pero resulta que ponerle pasión a lo que realizamos implica un esfuerzo adicional y no todos estamos dispuestos a darlo, es hacer de lo ordinario algo extraordinario.

La constancia significa un reto, es muy fácil dejar de hacer las tareas impuestas por los distractores externos por ej. los amigos, las reuniones, otras tareas emergentes, etc. , se pueden realizar otras tareas pero sin perder de vista nuestro objetivo principal. En este punto encontraremos éxitos y fracasos y lo importante será que aprendamos de los fracasos.

Por ultimo, la fe mueve montañas y si le agregamos mucho de este ingrediente tendremos la perseverancia necesaria para el cumplimiento total del objetivo o meta impuesta.

No me resta mas que invitarlos a iniciar el proceso de cambio concientes de los posibles fracasos que podamos tener, lo importante es que ante todo tengamos la entereza de mantener la constancia y encendida la luz de la perseverancia.

NOTA: PARA TODOS AQUELLOS QUE DESEEN ENRIQUECER O CRITICAR ESTE ARTICULO CON GUSTO RECIBO COMENTARIOS.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *