Marcas blancas

Marcas blancas

 

Las marcas blancas, conocida también como marcas del distribuidor, es la marca de la  cadena de distribución; puede ser del  híper o supermercado; a veces puede ser de una gran distribución especializada.

Las grandes o primeras marcas pueden crear segundas marca; con un precio menor;  de esta manera  estas marcas consiguen competir en  todos los segmentos del mercado sin bajar los precios de la  primera marca.

Las marcas blancas son utilizadas  tradicionalmente como una estrategia B2C . Business-to-customer,

Las tiendas de descuento utilizan las marcas del distribuidor con una mejor relación calidad/precio.

 

Las primeras marcas blancas

El objetivo de las marcas blancas es conseguir ventas adicionales; comercializando los artículos del establecimiento.

El desarrollo de las marcas blancas comenzó  en 1975,  entonces se llamó «producto libre». Esta era a premisa de su lanzamiento era:

La misma calidad de  las grandes marcas, a un precio mas económica.

Envases de color blanco

Los envases de estos primero productos  eran  de color blanco y asépticos, de allí viene el nombre de marca blanca. El propósito  era captar  al cliente que deseaba comprar un producto básico sin tener que pagar mas dinero por un producto de marca. Este consumidor es netamente del segmento precio.

Los primeros productos con esta modalidad

Los alimentos de compra fueron los primeros productos con esta modalidad ; ejemplo: leche, pastas alimenticias, arroz, legumbres, y otros, Luego aparecieron otros productos  de uso frecuente: Limpieza general e higiene. Las marcas blancas se utilizan en aquellos productos de poco efecto emocional en el cliente

Gran auge de la marca blanca

La marca blanca ha tenido un gran auge en los en los últimos años, pasando en algunos países a superar las ventas de marcas del fabricante. La confianza que el consumidor ponía en un fabricante se traslada a una cadena de distribución que merece su aprobación.

Publicidad en el punto de ventas

Marcas blancas ejemplo

El concepto de marca de distribuidor, hace que el consumidor vea que aunque tiene bajo precio el producto tiene calidad. Su publicidad se hace en el mismo punto de ventas. El distribuidor tiene prestigio y si un [producto tiene su nombre, se infiere que tiene calidad.

El diseño del empaque

El empaque del producto generalmente tiene el nombre del distribuidor o de una marca del distribuidor.

En algunos casos las marcas de distribuidor se vyelven tan  o mas populares que las  marcas tradicionales; esto [or supe La reducción del precio de estos productos, frente a otros en los que marca es compartida por diferentes distribuidores, es notable. El incremento de la venta de estos productos, frente al desconocimiento de la nomenclatura de marca de distribuidor, ha provocado que popularmente se haya extendido esta acepción.

En otros países, como los de habla inglesa, donde se suele aplicar el término private label, sí que existe esta diferencia de manera más evidente, refiriéndose a marca de distribuidor o marca blanca, dependiendo de su envase. Además, en España no es popular el hecho de que en un mismo supermercado convivan marcas, marcas de distribuidor, y marcas blancas. No obstante en otros países es habitual encontrar productos de gama básica que carecen de ninguna personalización asociada al distribuidor como una gama aún más económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *