Pancho Villa

Pancho Villa

José Doroteo Arango Arámbula popularmente identificado por su seudónimo de Pancho Villa nació en San Juan del Río, municipio del estado de Durango, en México, el 5 de junio de 1878.

Entre las versiones acerca del origen de Pancho Villa se encuentran:

  • Una de las versiones lo sitúa como un joven que asesinó a un terrateniente que abusó sexualmente de su hermana. Luego del hecho, habría huido a las montañas, en donde se encontró con un grupo de bandidos. Tiempo después se convertía en el líder del grupo y cambiaba su nombre.
  • En otra versión, Doroteo Arango es hijo de una sirvienta y fue adoptado por Agustín Arango. El abuelo de Agustín sería de apellido Villa, de donde se le habría ocurrido el seudónimo al joven.
  • En la versión más popular y vista casi como oficial, Pancho Villa es hijo de Micaela Arámbula y de Agustín Arango, quien murió cuando Doroteo era un niño.

Desde pequeño se ganó la vida en diversos oficios.

En 1910 se unió al movimiento maderista,​ primero a través de su compadre Eleuterio Soto, y después mediante Abraham González, con quién tenía vínculos comerciales. En ese entonces Pancho Villa era nada más un cuatrero y en la mejor denominación un guerrillero sin causa; sin embargo, al conocer a Abraham González, representante político de Francisco I. Madero en Chihuahua, recibió de este la educación básica que le hizo abrir los ojos al mundo político y cambiar su visión sobre su propia vida y su relación con los que estaban en el poder.

Pancho Villa secundó de inmediato los planteamientos de Francisco I. Madero, que en su Plan de San Luis llamó a alzarse en armas, el 20 de noviembre de 1910, contra el régimen de Porfirio Díaz, prometiendo a los campesinos la devolución de las tierras injustamente arrebatadas durante la prolongada dictadura porfirista (1876-1911), que había reprimido duramente toda oposición política. Apodado el Centauro del Norte por sus correligionarios, Pancho Villa contribuyó con su ejército al rápido triunfo de la Revolución, que en apenas seis meses logró expulsar del poder y del país a Porfirio Díaz (1911).

Durante los combates demostró liderazgo y habilidades notables como estratega militar, su profundo conocimiento de los territorios de Chihuahua, Coahuila y Durango le dieron ventaja en las batallas. Poco a poco se fue ganando el respeto y el reconomiento de sus compañeros y enemigos.

Cuando Madero fue asesinado en 1913, Pancho Villa se unió a las huestes de Venustiano Carranza para combatir al gobierno de Victoriano Huerta.

Pancho Villa fundó y digirió la División del Norte, un gran grupo militar conformado en su mayoría por campesinos y habitantes de las zonas rurales, entre ellos se encontraban: Toribio Ortega Ramírez, Rodolfo Fierro, Juan Medina, Maclovio Herrera, Tomás Urbina y Manuel Chao. La División era popular por tener una deslumbrante fuerza de caballería. Entre 1913 y 1914 fue nombrado gobernador provisional de Chihuahua.

Durante su gestión se abarataron los artículos de primera necesitad, estableció ley seca y se abrieron 50 escuelas en el estado, demostrando con ello el valor que le daba a la educación de los niños.

En 1914 rompió con Carranza, y se unió a las fuerzas campesinas que lideraba Emiliano Zapata. Sin embargo, con el apoyo de Estados Unidos, las tropas de Carranza obligaron a Pancho Villa a replegarse a Chihuahua

El 9 de marzo de 1916 ataca el poblado de Columbus, Nuevo México y se desarrolla un enfrentamiento entre sus tropas y un destacamento de caballería del ejército estadounidense. Esta acción por parte de Villa provocó la Expedición Punitiva encabezada por el general John J. Pershing quien mantuvo las tropas estadounidenses en México durante once meses en los cuales nunca encontraron a Villa. El general mexicano se había refugiado en una cueva de la sierra Tarahumara recuperándose de una complicada herida de bala que había recibido en la rodilla.

Poco a poco Villa regresó a su actividad guerrillera y también fue sufriendo la escasez de armas. Así se mantuvo de 1917 a 1920, salvo un período de resurgimiento, cuando Felipe Ángeles volvió al país para luchar a su lado. Adolfo de la Huerta, al asumir la presidencia interina del país como fruto del movimiento de Agua Prieta, gestionó la rendición de Pancho Villa.

El 26 de junio de 1920 Villa firmó los convenios de Sabinas, en Sabinas Coahuila, obligándose a deponer las armas y a retirarse a la Hacienda de Canutillo (en Durango), que el gobierno le concedió en propiedad por sus servicios prestados a la revolución.

Álvaro Obregón llegó a la presidencia de México y cuando hubo consolidado su posición, toleró o abiertamente promovió algunos planes para asesinar a Pancho Villa. Durante la Rebelión de la huertista ―que pretendía impedir la imposición del general Plutarco Elías Calles―, ante el temor de que Pancho Villa nuevamente se levantara en armas, se decide matarlo.

El general Calles contactó con el coronel Lara para asesinar a Villa; le ofreció cincuenta mil pesos y el ascenso al grado de general. No se duda de que intervinieron elementos estadounidenses en la eliminación de Villa. Pancho Villa fue emboscado y asesinado la tarde del 20 de julio de 1923, cuando se dirigía a una fiesta familiar en Parral, Chihuahua.

Su cadáver fue decapitado. En esta profanación intervinieron ayudantes locales y el estadounidense Handal, pagado por el rey de la prensa estadounidense, William Randolph Hearst, quien desembolsó cinco mil dólares por la cabeza de Villa, trocada en dantesco trofeo.

En 1946, el Congreso mexicano reconoció a Soledad Seáñez Holguín ―con quien Villa se casó en 1919― como la legítima esposa de Villa.​ No obstante, otros medios (entre ellos la presidencia de México) apuntan a que también lo fueron Luz Corral, Manuela Casas y Austreberta Rentería

Contenido relacionado

Frases de Pancho Villa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *