Pidiendo Limosnas

Pidiendo Limosnas

Pidiendo Limosnas

Forma parte del entrenamiento de los monjes del budismo zen una práctica conocida como takuhatsu, la peregrinación para mendigar. Además de ayudar a los monasterios que viven de donaciones y obligar al discípulo a ser humilde, esta práctica tiene aún otro sentido: purificar a la ciudad donde habita.

Esto es porque – según la filosofía zen – el donante, el mendicante y la propia limosna forman parte de una importante cadena de equilibrio.

Aquel que pide, lo hace así porque está necesitando; pero aquel que da, actúa así porque también lo necesita.

La limosna sirve como nexo entre dos necesidades y el ambiente de la ciudad mejora, ya que todos pudieron realizar acciones que necesitaban efectuarse.

Contenido relacionado

Artículos de Paulo Coelho

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *