Porqué debes utilizar el Email Marketing en tu negocio online

Porqué debes utilizar el Email Marketing en tu negocio online

Porqué debes utilizar el Email Marketing en tu negocio online

El email marketing es una fantástica herramienta que muchas empresas, comerciantes y vendedores online utilizan para dar a conocer sus productos y servicios mediante el envío de campañas de marketing, boletines y promociones comerciales por medio del correo electrónico. Una técnica que funciona muy bien porque, además de ser compatible con la venta a través de otros canales, permite la segmentación y otra serie de estrategias para hacer llegar de manera más efectiva al público objetivo los correos electrónicos que se envían.

De tal manera que, al poder personalizar los envíos, cada campaña de email marketing enviada genera gran cantidad de información que, posteriormente, podemos utilizar para ajustar aún más el enfoque de dichos correos y afinar el mensaje que queremos transmitir.

De hecho, tanto los mensajes comerciales como los de contenido de interés informativo que se envían por esta vía generan acción de manera más inmediata, ya que crean expectación, contribuyen a crear marca, fortalecen las relaciones con los clientes y alientan la confianza en la marca.

Ventajas y Exposición

El email marketing es una excelente herramienta de gran utilidad para todas las empresas, independientemente del tamaño de estas. Según Infoadex -compañía que realiza el control de la actividad publicitaria en España, Internet es el tercer soporte publicitario en cuota de mercado, con el 13,63%, sólo por detrás de la televisión y la prensa. En el último año la inversión publicitaria en soportes digitales en España se acercó a los 800 millones de euros, lo que representó un aumento del 20,7% respecto al año anterior.

Internet es un medio que, además de ser barato, resulta muy eficaz y aporta numerosas ventajas a las empresas. ¿Por qué? Porque más de dos tercios de la población española son usuarios de Internet: los clientes están en la Red. Porque ofrece numerosas ventajas y técnicas para hacer promoción de nuestras ofertas y productos. Como puedes ver, estas son razones más que suficientes por las que utilizar esta poderosa técnica de marketing.

Lógicamente, a ti no te interesa, como emprendedor, llegar a los 27 millones de personas que son usuarios de la Web. A ti lo que realmente te interesa es llegar a tu público objetivo. Y nada mejor que Internet y los múltiples soportes que ofrece para conseguir tu objetivo de una manera fácil, rápida y directa. Porque con Internet no sólo llegarás al gran público, llegarás a tu público objetivo.

Tener presencia en Internet te da mayor exposición, así como también te proporciona todo el espacio que necesites para comunicar lo que desees y difundir el mensaje adecuado. No hay límites en Internet, y el abanico de posibilidades que se abren ante tu negocio es inmenso, pues las herramientas de las que dispones son muchas y muy variadas; desde tu propio sitio Web a perfiles en redes sociales -tanto generalistas como profesionales- como un boletín electrónico, entre otras muchas.

Dentro de estas múltiples posibilidades se encuentra el emailing. El envío de publicidad y campañas promocionales a través del correo electrónico ofrece muchos beneficios, independientemente del tamaño de la empresa que lo lleve a cabo. La primera ventaja, y una de las más importantes, es su bajo coste, y a esta le siguen otras muchas ventajas, como su simplicidad, su universalidad y su rapidez, tanto a la hora de enviar los mensajes como en el momento de recibir respuestas a los mismos. Estos envíos generan expectación y contribuyen a construir imagen de marca.

Pilares Básicos

Son tres los pilares sobre los que hay que basar una campaña de email marketing: la base de datos, el mensaje y las herramientas con las que hacer el envío masivo. Todos ellos son clave, pero quizá en la elección de la herramienta es donde hay que poner mayor atención, ya que no se puede tratar el envío a 10.000 direcciones del mismo modo que se envía un email a 10 direcciones.

Que el mensaje es lo que antes y mejor percibe quien recibe una campaña de email marketing, no hay la más mínima duda. Es importantísimo enviar un mensaje claro, con contenido de calidad y relevante para el cliente. Quiero hacer hincapié en la personalización del mensaje, porque cuanta mayor sea la sensación de los destinatarios de que el mensaje es exclusivamente para ellos, más sencillo resultará satisfacerlos con las ofertas y la información que deseamos que reciban. De hecho, los resultados que se obtienen con los mensajes personalizados, ya sea añadiendo su nombre o el de la empresa, son considerablemente mayores. De esta forma se consigue que el receptor perciba que el contenido del mensaje está especialmente pensado para él, de manera que su receptividad hacia la campaña aumentará.

Como segundo punto importante cabe destacar la trascendencia de las bases de datos. Tener una lista de direcciones de correo electrónico a la que hacer llegar una campaña no significa que tengas derecho a utilizarla. Deberás contar con el permiso de todos y cada uno de ellos antes de poder hacer un envío masivo. Es lo que se conoce con el nombre de opt-in y, si bien a priori puede parecer una opción restrictiva, a la larga, créeme, te resultará muy beneficiosa. En el caso de hacer un envío masivo sin contar con dicha autorización, estarías haciendo spam y, como consecuencia de ello, la dirección desde la que realizas el envío quedaría etiquetada como “emisora de correo basura”.

Y en tercer lugar, es necesario escoger bien la herramienta a utilizar para poner en marcha el envío masivo vía email; de esta forma se eludirán las limitaciones de los clientes de correo electrónico (Gmail, Outlook, hotmail, Yahoo, etc.) y evitarás quedar marcado como “spammer”. Para ello podrías utilizar los servicios de algún autorespondedor profesional como AWeber, cuya tasa de entrega es la más alta del mercado. Realizar campañas de email marketing sin tener en cuenta este factor puede conllevar ser etiquetado como spammer, con la consiguiente derivación del envío, y de los siguientes, muy lejos de las bandejas de entrada a las que se pretende llegar.

Si bien es cierto que la legitimidad de los envíos depende de la visión subjetiva de quien lo recibe, primero debe llegar a ellos.

Contenido relacionado

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *