Relación de Pareja

Relación de Pareja

Este Post trata  de la Relación de Pareja. En los Talleres y Charlas que suelo dar, hay siempre una inquietud que se me plantea por parte de alguno de los participantes, independientemente del tema sobre el cual versó el Taller o la Conferencia.

Esta inquietud se refiere a la Relación de Pareja. Quien no tiene y está buscando, dice que no consigue y los que la tienen, salvo excepciones, tienen algún tipo de insatisfacción.

Sería casi imposible cubrir en un artículo las diversas razones que crean esta dificultad en hombres y mujeres, sin ser además tema de mi especialidad, sin embargo, el tratar con tantas personas a lo largo de mi trabajo, además de mi experiencia personal en esta actividad tan importante de la vida, me mueve a hacer algunas reflexiones que ojalá les sean útiles a ustedes.

  • Lo primero es entender que nunca una pareja va a satisfacer las necesidades que llevo a esa relación. Si espero que esta nueva pareja vaya a llenar el vació o la soledad que siento, no tardaré mucho tiempo en darme cuenta que eso no es posible. Nadie llena el vació de otro, solo cada quien puede llenar sus vacíos, cuando logra identificarse con su verdadera naturaleza espiritual, y es entonces, cuando me siento pleno, cuando puedo quizás estar maduro como para encontrar una pareja adecuada, quien de paso, lo ideal sería, que tampoco esté con grandes expectativas en cuanto a lo que va a recibir. De ser así, cuando ambos están en condición de aportar su equilibrio y su armonía a esa relación sin estar esperando recibir algo a cambio, ya es un buen paso para conseguir o mantener una pareja.
  • Casi todos buscamos la pareja perfecta o el alma gemela, pero,.. nos hemos preguntado…: Soy yo acaso una pareja perfecta?? Creo que uno de los grandes problemas en encontrar una relación estable es que nuestro orgullo no nos permite darnos cuenta que todavía tengo áreas que trabajar y mejorar para comenzar por ser cada uno la pareja ideal para el otro. Hay una pequeña oración que dice: ”Concédeme por favor Señor el don de verme a mi mismo como me ven los demás”. Cada uno piensa que no tiene cualidades poco desarrolladas o trabajadas ( que no nos gusta llamar defectos) y esa inercia no me permite evolucionar y convertirme en alguien que realmente le aporte a una relación de pareja. Cada uno suele llevar al matrimonio su saco de historias, vacíos y problemas en espera que la firma de un documento se convierta en una terapia para cada quién. Creo que la lista de regalos de boda, debería incluir unos cuantos obsequios pre- matrimoniales que pudieran ser un paquete de terapia para cada uno, individual y en pareja, donde cada quien esté claro de qué es lo que espera de esa relación y que aporta al mismo tiempo. Y así como existe el famoso “baño de novia” (y de novio) también deberíamos darnos el baño de limpieza emocional, de traumas del pasado y de expectativas que jamás podrán ser satisfechas por el otro.
  • En la escuela de medicina China Nei Ying, tuve la oportunidad de recibir una conferencia en la que se nos planteaba que una de las razones por la que se falla en las relaciones entre hombres y mujeres es porque no se tiene claro de un comienzo, en qué realmente está basada esa relación de entre estas cuatro posibilidades: Afecto o Amistad, Emoción, Querer y Amor. La mayoría de nuestras relaciones se basan en que lo que existe es amistad, emoción o querer y por eso no son duraderas y exitosas. Solamente cuando es el amor el sustrato de lo que une a esa pareja la posibilidad de éxito aumenta dramáticamente. La Amistad se basa en la razón, la Emoción es transitoria y fugaz, el Querer implica posesión, pertenencia, limitación y chantaje, sólo cuando descubro y siento a través de los ojos de la pareja, el inmenso amor mediante el cual fuímos traídos a este mundo, cuando las dificultades, se van superando obteniendo un aprendizaje de cada diferencia que sin duda va a surgir, cuando la balanza una veces se inclina hacia uno y otras veces hacia el otro y siempre tengo la sensación de estar en el cielo cuando la veo, le hablo o simplemente rozo su piel, parecieran indicativos de que es Amor lo que hay entre los dos.
  • Es el tiempo, la paciencia, la humildad y al mismo tiempo el valor de mostrarme como soy en las primeras etapas de la relación lo que ayudará sin duda a que estemos claros. La amistad entre un hombre y una mujer no solo es posible sino hermosa y satisfactoria, pero no es suficiente para una relación en el tiempo. La emoción nos hace vivir momentos increíbles, a veces de éxtasis, al punto que nos ciega y no nos permite ver más allá, por lo que en el corto plazo se enfría una vez que cada quién se muestra como es por no da la energía suficiente para mantenerse estable en el tiempo. Dicen que tres meses es el tiempo en el que , si es emoción, la relación comienza a enfriarse.
  • Quiero Finalizar, al igual que como inicié el artículo con unas palabras del Maestro Osho: “Es muy difícil, muy raro encontrar un amor hermoso al final. Y si puedes encontrar algo así, entonces te darás cuenta de que esta relación ha sido un amor verdadero”.

Siempre existe en el mundo una persona que espera por otra, ya sea en medio del desierto o en medio de una gran ciudad. Y cuando estas personas se cruzan y sus ojos se encuentran, todo el pasado y todo el futuro pierden completamente su importancia y solo existe aquel momento”

OSHO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *